A los 96 años fallece destacada folclorista Margot Loyola

Fue la principal folclorista del país y una reconocida investigadora. Los métodos de estudio de los cantos de tradición oral utilizados por Margot Loyola son hasta nuestros días un referido en las universidades estadounidenses como el de "la chilena".

A los 96 años fallece destacada folclorista Margot Loyola

Fue la principal folclorista del país y una reconocida investigadora y educadora. Margot Loyola falleció anoche a los 96 años dejando un amplio legado de la música popular en nuestro país. Su amplia trayectoria, la llevó a ganar variados premios, entre los que destacan el Premio Nacional de Artes que obtuvo en 1994.

Junto con ser inspiración para los artistas nacionales, Loyola también destacó en el extranjero. Sin ir más lejos, los métodos de estudio de los cantos de tradición oral utilizados por ella, son hasta nuestros días un referido en las universidades estadounidenses como el de "la chilena". 

Nacida en Linares, el 15 de septiembre de 1918, Loyola fue una de las más destacadas folcloristas nacionales, junto con Violeta Parra. Como intérprete y maestra, creó una escuela en torno a cantos y bailes tradicionales de Chile convirtiéndose en una embajadora de nuestra cultura.

En el perfil a los Premios Nacionales que registra la Universidad de Chile se hace referencia a su metodología de investigación de nuestras raíces y que ella misma comentaba: "Todo lo que yo investigo está relacionado con el hombre. Por eso, cuando voy al medio me pasan dos cosas: primero vivo, no pienso. Vivo el paisaje, me emociono. Descubro al hombre y aprendo de él todo lo que pueda y quiera enseñarme".

Esta destacada folclorista nacional, siempre se mantuvo activa a pesar de sus 96 años. Recibía alumnos, los corregía, enseñaba clases de guitarra y movimientos de pañuelo. Entre quienes la visitaban constantemente estaban Gepe, Juga di Prima, Natalia Contesse, Daniel Muñoz y los integrantes de El Parcito, quienes buscaban aprender de ella técnicas compositivas y de interpretación, así como para interiorizarse de los géneros del folclore nacional y de sus manifestaciones en las distintas regiones del país. 

Entre innumerables artistas que Margot Loyola guió, destaca Violeta Parra a quien conoció en una fonda en Quinta Normal y desde ese momento formó a Violeta, invitándola a escribir partituras en sus temas y llevándola a diferentes radios.

Entre sus variadas actividades, además, escribió dos libros: Bailes de Tierra (1980) y El Cachimbo (1994). Su obra quedó, además, en imágenes, a través de los videos Danzas Tradicionales de Chile, La Zamacueca y Los del Estribo, Cantos y Danzas Populares de Chile. 

Conjuntos como Cuncumén y Millaray nacieron bajo su alero. Su discografía incluye14 discos larga duración, seis cassettes y siete CDs, además de ser editada su obra en diversos países de América y Europa.

Margot Loyola es un legado más que importante para nuestro país. Pocos artistas como ella lograron describir a través de su trayectoria nuestra identidad. Cuando alguna vez le preguntaron dónde le hubiera gustado haber nacido, su respuesta fue inmediata: “en mí país, no podría haber nacido en otro país”.