Alberto Blest Gana: el padre de la novela chilena

La literatura chilena le ha valido a nuestro país contar con Premios Nobel y con una manifestación que mezcla nuestros pueblos originarios, sus costumbres, tradiciones e identidad, todo aquello enmarcado en nuestra geografía limitada por el océano Pacífico y la Cordillera de Los Andes.

Alberto Blest Gana: el padre de la novela chilena

A lo largo de nuestros años, los escritores chilenos han posicionado a nuestro país como una de las más destacadas literaturas del mundo. La calidad de éstos, le ha valido a Chile contar con Premios Nobel y con una manifestación que mezcla nuestros pueblos originarios, sus costumbres, tradiciones e identidad, todo aquello enmarcado en nuestra geografía limitada por el océano Pacífico y la Cordillera de Los Andes.

Como revista Corral Victoria queremos rendir un homenaje a nuestros literatos, que muchas veces son olvidados por los propios chilenos, dejando de lado a muchos escritores que han sabido plasmar en sus obras al verdadero Chile, su riqueza patrimonial e identidad única.

Dentro de esta gran gama de escritores chilenos “olvidados” está Alberto Blest Gana quien, a pesar de haber vivido 54 años fuera de Chile, logró plasmar en sus obras un estudio fiel y genuino de las costumbres criollas, basado en el recuerdo de su patria lejana.

Este escritor presentó desde muy pequeño su interés por la literatura, interés que iría acompañado de la temprana decisión de seguir la carrera militar.

Sus comienzos fueron escribiendo poemas, para luego incursionar en la comedia. Indagó en la crónica picaresca, pero finalmente se introduciría en el género que se ajustaba de mejor forma a su talento y que años más tarde le valdría el apodo del “padre de la novela chilena”.

Sus primeras novelas estuvieron muy relacionadas al sentimentalismo romántico de moda. Publicó cuatro novelas con esta filiación antes de iniciar una etapa realista de su obra narrativa con “La aritmética del amor”.

Así, la novela “blestniana” se consolidaba con una importante base criolla y una gran capacidad para interpretar el ambiente nacional. En esa misma línea, Blest Gana publicaría más tarde su novela más lograda en aquel período, nos referimos a Martín Rivas.

Blest Gana había logrado producir una literatura funcional al proyecto político liberal de nación, que proponía la clase ilustrada chilena. Esto, se vio reflejado en su artículo “De los trabajos literarios en Chile”, publicado en 1859.

Tras un largo período sin nuevas publicaciones debido a sus obligaciones diplomáticas que había comenzado a ejercer, Blest Gana publica en 1904 “Los Transplantados”, que junto al “Loco Estero” que sería publicada más tarde, tendrían  una destacada critica en nuestro país.

De esta manera, Blest Gana destacó en nuestra literatura por su gran capacidad creadora. Sus novelas de costumbres político-sociales eran ampliamente leídas, lo que lo llevó a ser el primer gran novelista chileno.

Su obra “Martín Rivas”, convirtió a su protagonista en un personaje que encarnaba ciertos ideales chilenos. Un retrato lleno de ironía, con un objetivo ético y moralizador que influiría notablemente en la novelística posterior.