América Latina se toma la U de Conce

Los elementos centrales del mural están unidos por el ondulante friso de banderas de todos los países latinoamericanos. 

América Latina se toma la U de Conce

Es así como se consolida la ejecución de un mural que sería realizado por el gran artista mexicano Jorge González Camarena nacido en Guadalajara, pintor perteneciente a la corriente del muralismo, alumno del destacado pintor José Clemente Orozco y que, junto con el pintor Diego Rivera, formó un movimiento que se oponía a la pintura clásica. 

El tema que González Camarena propuso para el mural, desplegado en tres paños de 250 m2, fue el de la integración del pueblo Latinoamericano, considerando el pasado, esencia, su unidad genética y cultural de América Latina. Para su realización Camarena llegó de México integrado por un equipo de cinco pintores: los mexicanos Manuel Guillén, Salvador Almaraz y Javier Arévalo, junto con los chilenos, Eugenio Brito y Albino Echeverría.

El relato propuesto por el muralista mexicano se inicia en el paño derecho, en el que se encuentra representado el pasado, es decir, el mundo pre-hispánico de América Latina. Esta idea es acentuada por el símbolo rojo de Zontemoc (sol que cae) en la parte superior del paño que refleja el ocaso de las culturas pre-hispánicas. En la escalera se desenvuelve la serpiente emplumada, el Quetzalcoatl, símbolo mexicano de la cultura. El paño central se inicia con las figuras que el maestro González Camarena llamó la Pareja Original, formada por un español y una mujer que representa a todas las razas indo americanas. En el paño izquierdo están los símbolos botánicos de ambos países: el Nopal de México, y el Copihue de Chile.

Los elementos centrales del mural están unidos por el ondulante friso de banderas de todos los países latinoamericanos. En los extremos las aves heráldicas de México, el águila y de Chile, el Cóndor, todo ello coronado por los versos de Pablo Neruda: “Y no hay belleza como esta belleza de América extendida en sus infiernos en sus cerros de piedra y poderío y en sus ríos atávicos y eternos…”

Este mural en definitiva es una invitación a reconstruir nuestra historia común. Un lugar para visitar en Concepción.