Así fue el primer tramo de la Línea 1 del Metro de Santiago.

El 15 de septiembre de 1975 los santiaguinos pudieron subirse por primera vez a un carro del metro y recorrer la distancia entre las estaciones San Pablo y La Moneda bajo tierra.

Así fue el primer tramo de la Línea 1 del Metro de Santiago.

Si bien la idea de construir el metro para Santiago se venía planificando hace años, fue recién en 1965 cuando el proyecto llegó a puerto. El Presidente Eduardo Frei Montalva, en 1968, firmó el Plan Regulador de Transporte de Santiago el que buscaba solucionar a largo plazo el problema de la congestión vehicular y movilización de los capitalinos. Dicho proyecto, pretendía configurar  una red integrada de 5 líneas de trenes subterráneos de una longitud de 80 kilómetros.

Así, en 1969 comenzaron las obras de construcción de la Línea 1 en la intersección de las calles Las Rejas con La Alameda, las que culminaron el 15 de septiembre de 1975 cuando los santiaguinos pudieron subirse por primera vez a un carro del metro y recorrer la distancia entre las estaciones San Pablo y La Moneda bajo tierra. Tres años más tarde se inauguró la Línea 2 del metro con estaciones entre Los Héroes y Lo Ovalle, que luego se extendieron al norte con las estaciones Santa Ana y Cal y Canto.

A fines de la década de los noventa se reactivaron los planes de extensión y construcción de nuevas líneas, aunque a diferencia de la planificación inicial, la intervención se realizó  sobre el sector sur oriente de la capital, el que concentraba la mayor densidad poblacional.

El 5 de abril de 1997 el presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle inauguró la nueva línea que, en el curso de los seis años siguientes se amplió hacia el norte con cinco estaciones: Bellas Artes, Plaza de Armas, Cummings y Quinta Normal.

A partir del año 2002 y enmarcado en un proyecto de transformación del sistema de transporte urbano, se comenzó a construir una cuarta línea del metro que rodeaba la zona suroriente de Américo Vespucio y llegaba hasta la plaza de la comuna de Puente Alto.

El 30 de noviembre de 2005 se inauguró el primer tramo de la Línea 4 que comprendía el tramo subterráneo entre las estaciones Tobalaba y Grecia, y en viaducto entre Vicente Valdés y Plaza de Puente Alto. El tramo entre Grecia y Vicente Valdés fue habilitado el 2 de marzo de 2006.

A su vez, durante el año 2004, el metro marco un hito en el sistema de transporte urbano al cruzar de forma subterránea el río Mapocho y dar con ello paso a la extensión de la línea 2 hacia el norte con las estaciones Patronato, Cerro Blanco, El Parrón y la Cisterna.

Hoy en día el Metro de Santiago es el eje articulador del plan de reforma del sistema de transporte urbano de la ciudad. Con 5 líneas, 99 estaciones y una extensión de 105 kilómetros transporta a más de tres millones de pasajeros al año.

Fuente: Memoria Chilena