Balances a seis años de la catástrofe del 27F

En el balneario de Iloca, devastado para el 27-F, debieron despejar una serie de dificultades administrativas ilegales respecto de la construcción en sitio propio. Lo anterior en torno al plan de reactivación económica en materia habitacional, donde el Serviu está impulsando una potente cartera de proyectos.

Balances a seis años de la catástrofe del 27F

Hoy 27 de febrero se cumplen ya seis años del terremoto y tsunami que devastó gran parte de la costa en la zona central del país, concentrando el número de damnificados en las regiones del Maule y Biobío.

Frente a un nuevo aniversario de la catástrofe que trajo consigo el terremoto de 8,8 Richter -uno de los más fuertes registrados en la historia del planeta, los balances de las obras ejecutadas y en ejecución son inevitables.

Por ello, el Serviu del Maule realizó su propio balance, indicando que en la región alrededor de 500 mil viviendas en las regiones afectadas, dejando a casi dos millones de personas damnificadas.

Según cifras manejadas por la entidad, falta terminar obras en más de 1.600 viviendas en ejecución. Por iniciar obras quedan 25 familias en sitio propio, individuales dispersas en la región que han tenido algunas dificultades legales para el inicio de la obra y dificultades técnicas en términos que varias de ellas son viviendas patrimoniales y deben contar con la aprobación del consejo de monumentos nacionales.

En el balneario de Iloca, devastado para el 27-F, debieron despejar una serie de dificultades administrativas ilegales respecto de la construcción en sitio propio. Lo anterior en torno al plan de reactivación económica en materia habitacional, donde el Serviu está impulsando una potente cartera de proyectos.

Durante 2015, el Serviu de la región del Maule invirtió más de 140 mil millones de pesos. Desde el nivel central se entregaron 115 mil millones, es decir, tuvieron que hacer una serie de esfuerzos para suplementar el presupuesto y responder a los requerimientos por demanda habitacional.

En el balance general del 2015, el Serviu Maule ejecutó mejoramientos de 10.760 unidades habitacionales deterioradas, lo que generó 5.380 empleos directos; se intervino 6.146 viviendas, se ampliaron 1.675, mientras que 2.306 fueron acondicionadas con sistema térmico.

Fuente: Cooperativa