Bienvenidos a Pelluhue, ¡el lugar de almejas!

Existen algunas ciudades que cuentan con una serie de atractivos, pero por motivos de geografía no son conocidas como se merecen. Un caso de esto ocurre con esta ciudad, ubicada en provincia de Cauquenes en la región del Maule. ¿Por qué lugar de almejas? Ya le contamos.

Bienvenidos a Pelluhue, ¡el lugar de almejas!

El nacimiento oficial de la comuna es determinada mediante D.L. N° 2.868, de fecha de Septiembre de 1979, publicado en el Diario Oficial el 26 de octubre del mismo año. 

La instalación de la comuna ocurrió el 13 de diciembre de 1980, bajo la Gobernación de Jorge Paravich, siendo designado Alcalde don Iván Yánez Valdés Está conformada por dos localidades urbanas : Pelluhue y Curanipe, y diferentes localidades rurales : La vega, Junquillar, Pueblo hundido, Las conejas, Cerro verde, Quinta Chile, Las Pocillas, Peuño, Cardonal, Tres esquinas, Mata de boldo, Chovellén, El risco, Quilicura, Salto de agua, Canelillo, Copiulemu, Ramadilla y Tregualemu.

Su nombre significa “lugar de almejas” (Pellu - almeja y Hue - lugar), según datos extraídos del almanaque de 1974. De acuerdo a otros traductores, “Pellu” significa choro, por lo que Pelluhue significaría “lugar de choros”.

La primera prueba que existe del pueblo de Pelluhue se remonta al texto de una carta fechada el 10 de Mayo de 1877, que hace llegar el Subdelegado de Curanipe al Intendente de la Provincia (Maule), dando cuenta del hallazgo de una embarcación varada en la playa, “frente de un lugar denominado Peyúgue”. 

En 1933, tenía en Pelluhue su casa habitación doña Rosalía Aravena, nacida en Cauquenes, Profesora primaria, a donde había llegado buscando un clima apropiado para su salud. Influyó notablemente en formar el balneario, aconsejando a varios Cauqueninos que veranearan y edificaran en Pelluhue.

De esta forma, el pueblo de Pelluhue comenzó a formarse en 1935, con la afluencia de gente atraída por los “baños de mar”. Venían en carretas a través de las montañas; dos o tres carretas por familia. Sólo cuando se construyó el camino nuevo de Cauquenes a Chanco, comenzaron a edificarse algunas casas de veraneo.

El pueblo antiguo de Pelluhue consistía en unas pocas casas ubicadas en los costados del camino antiguo que subía a las lomas y se extendía desde la Capilla hasta la casa de don Blas Amigo, para subir a Las Lomas y seguir a Curanipe. En 1933 el resto del pueblo era un conjunto de terrenos de cultivos con cercas de alambres de púas.

En Pelluhue, la costa tiene entradas que permiten la existencia de playas con oleajes más bien suaves. Las aguas son limpias y las arenas, finas y grises. Sobre ellas suelen existir hermosos roqueríos, como la Piedra Rota, uno de los atractivos locales.

Aunque la zona fue duramente afectada por el terremoto de 2010, el pueblo y la comuna se han puesto de pie. Es así como es posible encontrar infraestructura hotelera, comercial y gastronómica, junto a variados eventos durante el verano. Destaca, entre estos, el Festival de la Trilla, que se realiza el último fin de semana de enero.

Durante febrero, en el estadio municipal de Pelluhue, se realiza la Feria del Mundo Campesino. Incluye exposición y degustación de vinos y quesos, entre otros productos locales, así como exhibición y oferta de tejidos en lana de oveja y productos apícolas, además de juegos típicos y presentaciones de conjuntos folclóricos.

En la medialuna local se realizan usualmente domaduras, y en el balneario local, la caleta de pescadores artesanales cuenta con variada oferta de pescados y mariscos recién extraídos del mar.

Siguiendo por la vía costera hacia el sur, se encuentran las playas El Torreón, Lovelván, El León Colgado y Las Tres Peñas, todas ellas aptas para practicar la pesca deportiva de escollera y orilla.