Cañete, una de las primeras comunas de nuestro país

Fundada en enero de 1558 se caracteriza por haber sufrido los ataques mapuches durante más de dos siglos, siendo construida en su ubicación actual recién en 1868.

Cañete, una de las primeras comunas de nuestro país

La historia de Cañete partió, al igual que la otras ciudad del sur de Chile, con la construcción de una fortificación, el Fuerte Tucapel, que fue fundado en 1552 por Pedro de Valdivia, seguramente sin saber que al año siguiente encontraría la muerte en ese lugar a manos del cacique Lautaro durante la Guerra de Arauco. 

El Fuerte sirvió de base para que en enero de 1558, el gobernador García Hurtado de Mendoza fundara Cañete de la Frontera, a unos tres kilómetros al oeste de la ubicación actual de la comuna, en la zona actual de Reposo. Las sucesivas batallas militares entre los conquistadores y los mapuches que, por lo general, terminaron en derrotas para los españoles, hicieron que el gobernador Francisco Villagra ordenara abandonar la ciudad en 1563, solo 11 años después de su establecimiento. 

Las intenciones de seguir adelante con Cañete de Rodrigo de Quiroga tampoco tuvieron buenos resultados en 1566, debido a los constantes ataques mapuches. 

Casi dos siglos después, en 1868 Cañete fue refundado, exactamente el 12 de noviembre de 1868 por el coronel Cornelio Saavedra, durante una campaña militar que tenía como objetivo que Chile logrará tener soberanía en la costa de Arauco, durante el conocido proceso de pacificación de la Araucanía. A pesar de que sus órdenes eran construir una plaza en la ubicación antigua de la ciudad, el oficial decidió hacerlo cerca del Fuerte Tucapel.

Hoy Cañete es una ciudad consolidada de la Provincia de Arauco, siendo su principal actividad económica la industria forestal y la agricultura. También cuenta con un gran patrimonio cultural, principalmente mapuche, debido que fueron los primeros habitantes de la zona.