Catando vinos con amigos: entretenida y didáctica experiencia

En este artículo, queremos enseñarles a cómo organizar una entretenida cata de vinos con amigos, para que además de realizar un panorama entretenido, puedan aprender un poco más sobre esta experiencia.

Catando vinos con amigos: entretenida y didáctica experiencia

El vino toma cada vez más importancia en nuestro país, como bien sabemos un gran productos y exportados de éste. Cada día que pasa cautiva a más adultos y jóvenes que se aventuran en este mundo y su maridaje.

Por ello, en este artículo, queremos enseñarles a cómo organizar una entretenida cata de vinos con amigos, para que además de realizar un panorama entretenido, puedan aprender un poco más sobre él.

Antes que todo, se debe definir quién llevará el vino. Un dato importante es mantener un rango de precios, para así evitar que haya vinos de distintas calidades.

Asimismo, es importante llevar información tanto de las etiquetas, tipo(s) de uva(s), su elaboración, origen, bodega y otros datos que ayuden a enriquecer la experiencia y aprender de los vinos que se caten.

El lugar elegido para realizar la cata de vinos también es importante. Lo mejor es que sea en casa de alguien del grupo de cata, sin embargo, también es posible hacerla en algún restaurante.

Otro factor clave son las copas. Es recomendable tener suficientes copas para todos y para cada vino que se degustará; esto no sólo facilitará la cata, sino que también la hará más eficiente. En caso de que no se cuente con suficientes copas, al terminar de catar un vino, ésta se debe enjuagar antes de pasar al siguiente.

Cada participante de la cata, deberá contar con una copa o vaso con agua para limpiar el paladar entre cada vino. Es recomendable tener galletas y/o pan de sabor neutro que cumplen esta misma función. Asimismo, deberán tener un cuaderno para tomar apuntes de cada vino, así luego se comparan y conversa con los otros comensales.

Luego de la cata se puede realizar un coctel, con jamones, quesos y pequeños pedazos de chocolates para acompañar el vino que sobró. Estos alimentos no deben ser consumidos durante la cata, ya que pueden alterar las percepciones.

Ya lo saben, a organizar sus propias catas de vino y pasar un buen rato con los amigos.

Fuente: Revista El Conocedor.