Cerro Caracol y sus alrededores

El cerro tiene una extensión de más de 1200 hectáreas de variada y abundante vegetación, siendo su altura máxima de 250 metros. Posee variados senderos y caminos para vehículos motorizados, permitiendo así la realización de paseos, en automóvil, a pie o en bicicleta.

Cerro Caracol y sus alrededores

El Cerro Caracol es conocido como el plumón verde de la ciudad de Concepción debido a la gran forestación y flora que contiene. El parque ha desarrollado un área recreativa al fusionarse con el Parque Ecuador, el cual está ubicado a las faldas del cerro.

El cerro tiene una extensión de más de 1200 hectáreas de variada y abundante vegetación, siendo su altura máxima de 250 metros. Posee variados senderos y caminos para vehículos motorizados, permitiendo así la realización de paseos, en automóvil, a pie o en bicicleta.

Su acceso es gratuito y se encuentra abierto durante todo el año. Al realizar el ascenso, los visitantes encontrarán variados miradores amurallados desde donde se puede apreciar la ciudad.

En el ascenso del cerro se encuentran diversos miradores amurallados desde donde es apreciable la ciudad. Subiendo por la calle Veteranos del 79, se encuentra la Casa Dr. Wilhelm, y en una de las cimas del cerro está el Mirador Alemán.

El ahora llamado Cerro Caracol anteriormente se denominada Altacura. Cura en mapudungún quiere decir “piedra”, por lo que su nombre en castellano significaría piedra alta. Se presume que este nombre se debería a una enorme piedra granítica – diorítico ubicada donde ahora está el Mirador Alemán.

Su nombre actual se debe a la forma del trazado del camino real que mandó a construir Ambrosio O´Higgins sobre el cerro, de modo de evitar las anegaciones en el lugar durante el invierno, dadas las lluvias y crecidas del río Biobío.

Al llegar a una de las cimas del cerro se encuentra el Mirador Alemán, donde está la única Torre Bismarck que fue construida en toda América, en honor al canciller alemán Otto von Bismarck y a los combatientes caídos en Chile y Alemania.

El mirador fue diseñado por el arquitecto Roderich von Stillfried y financiado por Artur Junge y la Asociación de clubes alemanes de gimnasia en Chile, fue inaugurado en 1921, convirtiéndose en uno de los hitos históricos penquistas más relevantes, por su emplazamiento y antigüedad.