Cerro Piedra del Águila

Con altitudes que llegan a los 1.500 metros, y cubierta de vegetación fundamentalmente introducida, sólo subiendo a la zona culminante, protegida hoy como Parque Nacional, la Cordillera de Nahuelbuta recuerda su intacta exuberancia. En este lugar, en uno de sus últimos reductos de la cordillera costina, vive la araucaria chilena.

Cerro Piedra del Águila

El cerro Piedra del Águila se alza majestuoso entre el bosque. En este sector, la Cordillera de la Costa pierde su relieve en suaves colinas al norte del Río Bío Bío, pero al sur, entre él y el Río Imperial, recobra su potencia como Cordillera de Nahuelbuta (Gran Tigre), una serranía antigua y misteriosa del Chile ancestral.

Con altitudes que llegan a los 1.500 metros, y cubierta de vegetación fundamentalmente introducida, sólo subiendo a la zona culminante, protegida hoy como Parque Nacional, la Cordillera de Nahuelbuta recuerda su intacta exuberancia. En este lugar, en uno de sus últimos reductos de la cordillera costina, vive la araucaria chilena.

Todo el año es adecuado para visitar este cerro, aunque en el invierno, esta excursión es especialmente bella.

Para llegar, se debe hacer desde Angol (acceso oriental) o desde Cañete (acceso occidental), en vehículo hasta Butamalal Bajo. Se le debe poner especial atención a la temporada de lluvias, cuando el camino se interrumpe sobre todo en las inmediaciones del Parque Nacional Nahuelbuta.

Desde Angol o Cañete son poco más de 40 kilómetros, hasta llega a la administración del parque. Además de senderos interiores, existen caminos vehiculares que pueden estar interrumpidos en invierno.

La excursión a la Piedra de Águila está bien señalizada dentro del Parque, y permite elegir varios accesos.

Desde el caserío de Butamalal Bajo (1.210 metros), es una corta caminata por la ladera noroeste que tarde menos de una hora. También es posible llegar en vehículo hasta poco más abajo de la cumbre misma, y alcanzarla en cinco o diez minutos de marcha a través de un claro sendero.

En total, esta excursión demora media jornada, aunque es preferible reservar más para contemplar el paisaje en los altos de la Cordillera de Nahuelbuta.