CHÉPICA: CAMPO, TRADICIÓN Y SABROSAS FRUTAS

Considerado uno de los pueblos más típicos de la región, es declarado Villa el 11 de enero de 1875 y en comuna el 22 de diciembre de 1892. Destaca su importante arquitectura colonial; la alfarería en greda desarrollada principalmente en la pequeña localidad de Pampa de Lima; y sus hermosas Palmas Chilenas, que son consideradas las más australes del mundo.

CHÉPICA: CAMPO, TRADICIÓN Y SABROSAS FRUTAS

Ubicada al interior del Valle de Colchagua, en la región del Libertador Bernardo O´Higgins, se encuentra la comuna de Chépica. La separan 180 kilómetros de Santiago y en ella viven poco más de 13 mil habitantes.

Su nombre en mapudungun significa “hierba por excelencia”, “pasto”, esto debido a que se levantó en un sector cubierto de maleza, especialmente “chépica”, de donde proviene su nombre.

En 1.700 el lugar se pobló de esclavos, indígenas, españoles, mestizos, mulatos y diversos grupos étnicos que, dieron vida a los primeros chepicanos.

Considerado uno de los pueblos más típicos de la región, es declarado Villa el 11 de enero de 1875 y en comuna el 22 de diciembre de 1892. Destaca su importante arquitectura colonial; la alfarería en greda desarrollada principalmente en la pequeña localidad de Pampa de Lima; y sus hermosas Palmas Chilenas, que son consideradas las más australes del mundo.

Hace no muchos años atrás, Chépica era solo un conjunto de personas que trabajaba la tierra en lugares apartados. Actualmente, es una activa localidad con restaurantes, bares y una variada oferta agrícola de primera calidad.

En las localidades de Candelaria y Los Canelos, distantes a una hora del pueblo, se encuentra el área que potencia el cultivo de miel, el aceite de oliva y la crianza de la alpaca, los cuales le han dado un empuje que la han hecho merecedora de grandes celebraciones como fiestas en el verano, ferias gastronómicas y telares.

Tiene una gran producción de frutas como manzanas y uvas, entre otras. Al estar insertada dentro de la comuna de Colchagua, ha adquirido un gran renombre la ruta del vino, transformándose en el camino para estrechar una fructífera relación entre campo, tradiciones y sabrosas frutas.

La comuna de Chépica es rica en patrimonio arquitectónico y cultural. Donde podemos encontrar aún una gran cantidad de viviendas y edificios construidos en adobe (que constituyen un 33,5% del total), arquitectura religiosa del siglo XIX, vegetación de especies nativas, y actividades culturales.

La última semana de enero se celebra La Semana Chepicana, en el estadio municipal del pueblo la festividad de la semana Chépicana, en donde la comunidad se encuentra para disfrutar de espectáculos musicales y una muestra de comida Típica.