Chile en ferrocarril: Ramal Los Sauces - Lebu

Pese a que el antiguo fuerte San Juan Bautista de Purén, fue fundado en el año 1553 por el conquistador español, Pedro de Valdivia, y refundado más tarde, el 9 de febrero de 1869 por el jefe militar chileno Cornelio Saavedra, los grandes adelantos de la industrialización chilena sólo comenzaron a llegar a la comuna zona a partir de principios de 1900, contando -por ejemplo- desde el año 1918 con una línea férrea que unía distintos puntos de la región con el pueblo. Fue terminada en 1922, y para el año 1937, ya era posible hacer el recorrido por todo el ramal Los Sauces-Lebu.

Chile en ferrocarril: Ramal Los Sauces - Lebu

En 1908 Gervasio Alarcón obtiene la concesión para construir un ferrocarril de trocha ancha (1676 mm) entre el pueblo minero de Lebu y el pequeño poblado de Los Sauces, el que empalmaría con el ramal Renaico - Angol - Traiguén. Esta concesión fue transferida luego, en 1910, a la empresa británica "The Chilian Eastern Central Railway Company Limited".

Su trazado, hacia el interior, a primera vista resulta ilógico, considerando que ya existía un ferrocarril desde Concepción hasta Curanilahue, distante unos 25 km de Lebu, por lo que su unión habría sido más fácil hacia el norte. Sin embargo, dicho ferrocarril, propiedad de "The Arauco Company Limited", estaba orientado a servir a sus propios yacimientos carboníferos, por lo que no era de su interés mejorar las condiciones de comercialización de su "competencia" las empresas carboniferas de Lebu.

Por otra parte, la zona del Golfo de Arauco era la principal zona productora de carbón y proveedora de combustible para la flota naval y ferroviaria chilena, sin embargo, el Ferrocarril de "The Arauco Company Limited" tenía todo su trazado cerca de la costa en una zona altamente vulnerable a bombardeos desde el mar, especialmente en el puente sobre el Bio Bio, lo que, en caso de algún conflicto bélico habría provocado una crisis de abastecimiento para la flota. Por esta razón, el Estado era partidario de una salida alternativa "directo" hacia el interior, para el carbón de Lebu, aún cuando el trazado sería mucho más largo.

The Chilian Eastern Central Railway Company" enfrentó la quiebra económica en 1915, cuando ya tenía listos los tramos Lebu a Los Alamos y Los Sauces a Guadaba por lo que intentó infructuosamente su venta al Estado. Luego, la empresa fue adquirida por la Compañía Carbonífera de Lebu, por la suma de £222.000 tras lograr una modificación en los términos de la concesión, facilitando con ello la obtención de capital y permitiendo completar los tramos Lebu a Peleco y Los Sauces a Purén en mayo de 1923.

A pesar de lo anterior, aún quedaba por enrielar los 50 kms existentes entre Peleco y Purén, lo que se mantuvo pendiente debido a la difícil situación económica de la empresa. Tanto es así que en 1923, es la Compañía Carbonífera quien solicitó al gobierno la compra del ferrocarril por parte del Estado. La solicitud fue aceptada mediante una ley del 1 de febrero de 1928 y la sección Los Sauces a Purén fue entregada a Ferrocarriles del Estado.

Ahora correspondía al Estado la difícil tarea de atravesar la Cordillera de Nahuelbuta para unir ambas secciones.

A continuación, compartimos con ustedes un pequeño documento titulado "El Ferrocarril de Lebu a Los Sauces y su adquisición por el Estado" que relata los hechos que llevaron a que el estado se hiciera del mencionado ramal.