Chirimoya alegre, un postre típico chileno

A pesar de las contradicciones del clima en estos días, ya están apareciendo deliciosas frutas como la chirimoya, la reina de las frutas que durante la Colonia fue uno de los postres más refinados de nuestro país.

Chirimoya alegre, un postre típico chileno

La chirimoya alegre nace por la necesidad de evitar su oxidación y preservarla luego de picada, agregándole jugo de limón o naranja, para que no cambiara de sabor y color. Aprovechen de comer esta sabrosa fruta, pobre en grasas y proteínas y rica en potasio, vitamina C, y en hidratos de carbono, entre los que predominan la glucosa y fructosa.

Ingredientes para 4 personas

• 2 chirimoyas

• 1 taza de jugo de naranjas

• 2 claras

• ½ taza de azúcar

Preparación

Pele y saque las semillas de la chirimoya, mézclela con el jugo de naranjas y una cucharada de azúcar. Bata las claras a nieve y agregue el resto del azúcar.

En copas para postre, ponga las chirimoyas con el jugo de naranjas y decore con el merengue. Espolvoree sobre el merengue ralladura de naranjas.

Las chirimoyas maceradas en el jugo de naranjas, pueden utilizarse también como relleno para torta de bizcocho; partes el bizcocho por la mitad y sobre él rocía el jugo de naranjas y reparte las chirimoyas sobre él, cúbrelas con crema batida, repite la operación con el otro bizcocho.

Decora con crema, trozos de chirimoyas y rodajas de naranja. Si quieres aumentar el sabor a naranja, mezcla el jugo con esencia de naranjas o licor de naranja.

Fuente:

http://rinconrecetas.com/chirimoya-alegre/