Cinco beneficios poco conocidos de beber vino

La mayoría de las personas lo toma muy de vez en cuando, pero las ventajas para la salud de hacerlo todos los días, de forma moderada, son muchos.

Cinco beneficios poco conocidos de beber vino

Durante muchos años se ha hablado de los beneficios del vino para la salud, pero aún son muchos los que lo hacen solo los fines de semana o algunas veces para acompañar un buen asado o una cena. A continuación les presentamos cinco beneficios directos para la salud de beber una copa diaria de vino tinto. 

El vino tinto ayuda a regular los niveles de colesterol, ya que favorece que suban los niveles del colesterol de alta intensidad (el bueno) y, al mismo tiempo, los fenoles, una sustancia de este producto, evitan que aumente el de baja intensidad, que a la larga es el que produce problemas a la salud. 

Otro beneficio es el fortalecimiento de los huesos; en su media justa el vino reduce el riesgo de enfermedades como la osteoporosis. 

También mejora la salud mental, ya que previene y disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades como el alzheimer. 

El vino también dilata las arterias, mejora la circulación y evita la coagulación, de esta forma ayuda a reducir el riesgo de cardiopatías. 

Por último, previene todo tipo de cáncer, ya que de acuerdo a los estudios existentes las grandes de cantidades de flavonoides que posee, ayudar a reducir el riesgo de varios tipos de esta enfermedad, principalmente de próstata y de mama.