Circuito turístico por la capital chilena

Hay para todos los gustos, desde sus construcciones coloniales, hasta un reponedor paseo por la montaña a orillas del río. Cada barrio y sector de Santiago tiene su encanto que hace de esta ciudad, diferenciarse de sus equivalentes latinoamericanas.

Circuito turístico por la capital chilena

Santiago, al igual que la gran mayoría de las capitales, es una ciudad con diversas cosas para ofrecer a sus visitantes y a sus propios habitantes. Hay para todos los gustos, desde sus construcciones coloniales, hasta un reponedor paseo por la montaña a orillas del río. Cada barrio y sector de Santiago tiene su encanto que hace de esta ciudad, diferenciarse de sus equivalentes latinoamericanas.

Aprovechando la conmemoración de un nuevo año de vida de la ciudad, les dejamos algunos de los imperdibles lugares para visitar en la capital de Chile.

Uno de los íconos del centro de Santiago es la Plaza de Armas. Desde sus comienzos, ha constituido el centro de reunión de la sociedad chilena tanto en el ámbito social como político. Hoy en día, se ha transformado en un espacio para el arte callejero y para distintas manifestaciones artísticas en sus alrededores.

A 15 minutos caminando a pie, se encuentra el Palacio de La Moneda, conocido no sólo por ser el centro de operaciones políticas donde reside el Presidente de la República, sino que también representa un emblema histórico al ser el lugar físico donde ocurrió el golpe de Estado del año 1973. El paseo por esta zona del centro de Santiago constituye una visita necesaria para conocer la historia de Chile.

Continuando con la ruta turística llegamos al Museo de Bellas Artes. Esta construcción inaugurada para el centenario, celebrado en 1910, alberga a dos de los museos más importantes de la ciudad. En el lado este, se encuentra el Museo Nacional de Bellas Artes, que posee una vasta exhibición permanente de arte chileno, con colecciones desde la Colonia hasta nuestros días. También se puede disfrutar de la obra de artistas extranjeros que datan del siglo XVI hasta el XX.

Por el lado opuesto del edificio, se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo, donde generalmente se pueden visitar exhibiciones temporales sobre fotografía, escultura, diseño y arquitectura chilena del siglo XX.

Posteriormente, si de comer se trata en el centro de la ciudad se encuentra quizás uno de los sitios más pintorescos de la capital chilena, el Mercado Central. Este  es reconocido como el lugar con mayor concentración de locales gastronómicos que comercializan platos típicos de la región. El edificio abrió sus puertas en 1872 y desde entonces, una gran cantidad de comerciantes han abiertos sus locales ofreciendo al público la posibilidad de conocer y probar una vasta muestra de platos provenientes de la zona marítima.

Sin duda el Mercado Central es el sitio más elegido y visitado por los chilenos y extranjeros a la hora de deleitarse con las bondades gastronómicas del mar chileno.

Otro imperdible lugar es el Cerro Santa Lucía, el cual otorga una de las vistas más hermosas de toda la ciudad.  Su historia data del siglo XIX, cuando el alcalde Benjamín Vicuña Mackenna transformó este cerro rocoso, en uno de los paisajes más tradicionales del gran Santiago. En él, se puede disfrutar de una gran variedad de vegetación y grandes parques, haciéndolo un lugar habitual para los paseos en familia.

Cuenta con un camino formado por escaleras de piedras que lleva a las terrazas ubicadas en la cima donde se encuentra el Castillo Hidalgo. Esta construcción, que hoy funciona como centro de eventos, permite disfrutar de una de las vistas más completas del paisaje santiaguino.

A solo pasos de este histórico cerro se encuentra el barrio Lastarrias, conocido por ser uno de los puntos de encuentro de la bohemia santiaguina.

Con un innegable parecido a las calles de Europa, Lastarria resulta ser una mezcla perfecta entre un barrio residencial, lindos paisajes y una gran variedad de opciones para la vida nocturna, gracias a sus diversos restaurantes y cafés. Reconocido por albergar tres de los museos más importantes de la ciudad, este barrio apunta como una visita obligatoria para disfrutar de la buena mesa y la diversión.

En el sector oriente de la capital nos encontramos con el Centro Artesanal de Los Dominicos, popularmente llamado Pueblito Los Dominicos. Este lugar, reúne a la mayor cantidad de artesanos en el país. En los más de 160 locales de barro y paja, los artistas chilenos muestran y venden sus trabajos de diversa índole hechos con variados materiales naturales como el cuero, madera, mimbre, greda y lana, entre otros. También se puede encontrar trabajos con piedras semipreciosas como el lapislázuli y joyas de plata y otros metales.

El Pueblito, ubicado en un histórico sector colonial donde se encuentra la Parroquia San Vicente Ferrer, la cual fue nombrada Monumento Nacional, es una visita imprescindible para conocer la artesanía originaria de Chile.

Así, como estos hay muchos otros lugares que visitar en Santiago. Una ciudad que reúne todos los ingredientes necesarios para ser visitada y difícilmente olvidada.