Colchane: la comuna azotada por la naturaleza

Esta comuna tiene el lamentable recuerdo ocurrido el 13 de junio de 2005, fecha en la que la fue afectada por un  fuerte sismo que terminó con variadas construcciones como como canales de regadíos, casas, escuelas, etc.

Colchane: la comuna azotada por la naturaleza

Con el nombre de “Los Cóndores”, fue creada el 8 de septiembre de 1970 la actual comuna de Colchane, como parte de las comunas de Pisagua y Huara. Nueve años más tarde pasaría a llamarse Colchane, situándose a los pies de imponentes montes y volcanes como el Tata Sabaya o el Isluga.

Esta comuna tiene el lamentable recuerdo ocurrido el 13 de junio de 2005, fecha en la que la fue afectada por un  fuerte sismo que terminó con variadas construcciones como como canales de regadíos, casas, escuelas, etc.

A este lamentable episodio se le debe sumar la pérdida del patrimonio religioso, que no solo significó una pérdida de la materialidad, sino que también una pérdida para la identidad del pueblo, de su historia y de su fe, ligada a estos templos construidos por el esfuerzo de tantas generaciones a lo largo de la historia de la región, como también para el patrimonio de la humanidad, por ser templos de data hispánica.

Los habitantes de Colchane provienen principalmente de grupos étnicos que aún no han sido posible precisar, sin embargo, algunos investigadores afirman que los Aymaras que venían del noreste amazónico, fueron atraidos por el esplendor de la cultura Tiahuanacu que tuvo como centro el Lago Titicaca.

Las distintas influencias culturales y mezclas de grupos étnicos prehispanicos, estructuraron en esta parte del altiplano, un pueblo que hoy se caracteriza por su devoto apego a la tierra o Pachamama y por la permanente preocupación hacia los animales domésticos, los que sacrifican sólo en ocasiones de especial significación, y en especial por sus costumbres ancestrales únicas.

Pueblos típicos e iglesias que datan de la época hispánica, son obras de arquitectura que hasta hoy perduran y constituyen un testimonio cultural que han legado los antepasados de las comunidades que habitaron el Altiplano.

En su geología y morfología destacan los cerros Quimsachata, 5.400 m.s.n.m., Tatajachura, 5.252 m.s.n.m., Latarama 5.207 m.s.n.m. y el volcán Isliga, 5.218 m.s.n.m.

Para visitar, se sugieren los pueblos del sector de Cariquima: Chijo, Huaytane, Villablanca, Chulluncane, Cariquima y termas de Ancuanque. En el sector de Isluga, visitar los poblados de: Aravilla, Escapiña, Isluga, Enquelga y sus termas.