Crónica de una batalla por José Miguel Carrera

La Patria Vieja fue una parte muy importante de la historia de Chile y se desarrolló desde el 18 de septiembre de 1810 hasta el "Desastre de Rancagua" del 1 y 2 de octubre de 1814. En aquella esta época se emprendió la organización gubernamental de nuestro pais.

Crónica de una batalla por José Miguel Carrera

Corría el 1813, en el período conocido como la Patria Vieja, cuando el recién nombrado General en Jefe del Ejército, José Miguel Carrera, recorría el sur de Chile para defender la frontera austral de nuestro país. El 17 de agosto de ese año, muy cerquita de Chillán, un combate histórico marcó al villorio de Quirihue hasta el día de hoy.

Al amanecer del mentado día 17, patriotas y realistas se enfrentaron en la Batalla de Quirihue, contienda que se dio en el marco de la reorganización militar emprendida por Carrera. Ahí en el corazón de la provincia de Ñuble, se probaba una vez más el compromiso de carrera con la organización militar chilena. Las fuerzas realistas fueron conducidas por Juan Antonio Olate y las fuerzas patriotas estuvieron al mando de José Joaquín Prieto. 

Según el diario militar del general José Miguel Carrera, el bando patriota encaró la lucha originalmente con guerrilla que alcanzaba a unos sesenta hombres. Debido al escaso número, el propio Carrera envió a cien fusileros en su auxilio. El enemigo realista atacó con más de cien hombres, los que fueron rechazados vigorosamente.

En la bitácora militar de Carrera, el general relató que tras la acción militar de Quirihue, que propinó una buena derrota a los realistas, los patriotas liderados por Prieto temieron que el enemigo volviese con fuerzas superiores. Por ello, se retiraron a Cauquenes y se incorporaron a la partida del coronel Vial y de Mendiburu que traían auxilios de Talca. Gracias a este apoyo los patriotas se atrincheraron en la plaza y asistieron a los enfermos.

La Patria Vieja fue una parte muy importante de la historia de Chile y se desarrolló desde el 18 de septiembre de 1810 hasta el "Desastre de Rancagua" del 1 y 2 de octubre de 1814. En aquella esta época se emprendió la organización gubernamental de nuestro país y se caracterizó por la transformación de un movimiento de autonomía temporal en uno de independencia. 

Y su importancia nos marca hasta hoy debido a que en esta época se creó la Junta Nacional de Gobierno y el Congreso Nacional, para administrar el país durante la prisión del Rey de España, a quien aún se juraba fidelidad; se redactó nuestra primera constitución y adicionalmente, se aprobó la Ley de Libertad de Vientre, que consistió en que todos los hijos de esclavos nacidos en Chile y cualquier persona que pise el territorio chileno serán siempre libres. Esta fue la ley que abolió la esclavitud y nos hizo nacer como una patria de libertad.