Curarrehue, territorio de piedras

De grandes bellezas naturales y de arraigadas tradiciones y puerta de entrada a territorio argentino, Curarrehue es una comuna ubicada en la zona boscosa del río Trancura, a 152 kilómetros de Temuco, y a solo 39 kilómetros de la ciudad de Pucón. Limita al Norte con la comuna de Melipeuco al este y Sur este con la Republica Argentina, al Oeste con las comunas de Cunco, Pucón y Panguipulli.

Curarrehue, territorio de piedras

La historia de Curarrehue se encuentra fuertemente ligada a la historia de Villarrica. Hacia fines del año 1882, el Coronel Basilio Urrutia parte en busca de la ciudad perdida de Villarrica, la que fuera abandonada en 1552, repoblada en 1559 y reducida a ruinas por los mapuches en 1602. El 1º de enero de 1883, mediante un acuerdo entre el cacique Epulef y el Coronel Gregorio Urrutia, el gobierno tomó posesión pacífica del área en forma definitiva, lo que permite iniciar la restauración y la fortificación de los lugares cercanos para asegurar la línea del río Toltén, entre ellos el fuerte Palguín que vigilaba el paso hacia Curarrehue y Paso Tromen. A este fuerte llegaron los caciques Ruequecura, Rueque y Nomancura, a solicitar refugio debido a las persecuciones efectuadas en las pampas y triángulo del Neuquén por el Ejército Argentino, lo que trae como consecuencia el establecimiento de una serie de comunidades Indígenas en el sector de Curarrehue.

Años después, a inicios del siglo XX, Curarrehue, “Lugar o Territorio de Piedra” en mapudungún, se convierte en un caserío cordillerano instalado a orillas del Trancura, y que en sus inicios perteneció administrativamente a dos provincias: por el lado sur del río perteneció a la Provincia de Valdivia y por el lado norte, a la Provincia de Cautín. En las primeras décadas del 1900 el Estado comenzó la construcción del camino desde Villarrica al paso Mamuil Malal lo que atrajo mucha mano de obra y permitió el desarrollo de la actividad maderera en la zona.

Al igual que muchos de los poblados del sur de nuestro país, la población de Curarrehue estuvo conformada en sus inicios principalmente por mapuches y colonos alemanes como Carlos Holzapefel, un próspero comerciante en ganado y madera quien es recordado como fundador de la vecina comuna de Pucón. 

Posteriormente pertenecerá al nuevo Departamento de Villarrica, dependiendo de la comuna de Pucón hasta el año 1980, funcionando con un municipio instalado a partir del 8 de Enero de 1981.

Hoy es paso obligado hacia la República Argentina a través del Paso Internacional Mamuil Malal, trayecto en el que se pueden observar árboles nativos como nobles Robles, Raulíes, y Araucarias milenarias. Junto a ellos se encuentra el imponente Volcán Lanín, un estrato volcán inactivo, ubicado en la frontera chileno argentina. Completan el paisaje, lagos, lagunas y una abundante fauna. Esta exuberante vegetación hacen de Curarrehue un lugar ideal para las caminatas, y cabalgatas por conocer sus ríos, volcanes, termas, saltos de agua, entre otros atractivos. 

Fuentes:
• http://www.curarrehue.cl/historia.php
• http://turismokurarrewe.blogspot.cl/2011/07/historia-de-curarrehue.html