Desde lo profundo de nuestra identidad: DÍa Nacional del Pisco

Pero ¿cuál es la razón para celebrar al pisco en un día como hoy? Esto se debe a que en 1931, se dictaron los límites de la zona productora de pisco en Chile, comprendidas exclusivamente para las regiones de Atacama y Coquimbo.

Desde lo profundo de nuestra identidad: DÍa Nacional del Pisco

Hoy 15 de mayo se celebra en todo el país el Día Nacional del Pisco, conmemoración que a diferencia de otras no es meramente comercial, sino que un reconocimiento del Estado de Chile a este tradicional producto.

Pero ¿cuál es la razón para celebrar al pisco en un día como hoy? Esto se debe a que en 1931, se dictaron los límites de la zona productora de pisco en Chile, comprendidas exclusivamente para las regiones de Atacama y Coquimbo.

Así, desde 2009, según decreto del Ministerio de Agricultura, se celebra el Día del Pisco en una fecha que tiene como fin otorgarle la prestancia y reconocimiento a este destilado hecho a base de uvas y que se interna en lo más profundo de nuestra identidad.

Al hablar de la denominación de origen de este producto existe una controversia entre Chile y Perú. Los peruanos consideran que el nombre “pisco” tiene una relación estrecha con el espacio geográfico donde habría comenzado a producirse en ese país, en la etapa de dominio español, de manera que debiera tener la exclusividad en su uso. Chile, en tanto, argumenta que es igualmente aplicable a la bebida destilada producida en su territorio, en el cual hay una zona geográfica delimitada legalmente —sesenta años antes de que lo hiciera Perú— y una localidad con dicho nombre —desde hace ochenta años. Nuestro país no niega que haya podido fabricarse primero en el Virreinato del Perú, pero sostiene que la denominación ha sido usada para designar ciertos aguardientes de uvas producidos en tierras chilenas y peruanas desde el periodo colonial,  por lo que puede ser utilizada por ambos países, al ser binacional.

La industria del pisco en Chile en la actualidad goza de renovados aires. Esto ha permitido un desarrollo de productos con estilos muy diferenciados entre uno y otro, haciendo de la versatilidad un tema clave.

En el caso de pisco mistral, por ejemplo, su sello es tener guarda en roble. Bauzá, en tanto, destaca por su equilibrio entre fruta y madera, Pisco Control por ser el único pisco del mundo en ser triple destilado y Horcón Quemado destaca por ser uno de los pocos piscos que aún se vinifica a la usanza antigua, dándole un carácter y perfil artesanal muy definido.

De esta manera, en la actualidad se puede encontrar una amplia variedad de este destilado, lo que lo ha llevado a posicionarse como un producto Premium y con varias alternativas de consumo como coctelería, bajativo y maridaje.

Asimismo, la industria del pisco ha arrojado cifras de producción y venta cada vez más destacadas evadiendo la amenaza de otros licores foráneos como el ron, que se introdujo con mucha fuerza en nuestro mercado.

Así conmemoramos hoy al pisco, reconociendo a este tradicional producto que ha acompañado nuestras reuniones familiares o con amistades durante cientos de años.