El Barne: puro corazón pichanguero

En 2012, la ANFP aceptaría a Barnechea en el profesionalismo para permitirle la disputa de la soñada Primera B para disputar su primera temporada como club profesional, convirtiéndose en Barnechea Sociedad Anónima Deportiva Profesional. 

 

El Barne: puro corazón pichanguero

Un 23 de diciembre de 1929, en el Club de Tiro Santa Rosa decidió formar una rama dedicada al fútbol. Fue en aquel entonces que nació el Deportivo Santa Rosa Barnechea, en homenaje a la parroquia de aquel lugar. 

Años después, en 1943, el club cambió de nombre a Deportivo Lo Barnechea y fue sólo a partir de 1993 en que el cuadro huaicochero adoptó el nombre con que todos lo conocen hoy: Atlhetic Club Barnechea. Pero fue antes, en 1983, cuando el tradicional club capitalino logró su primer hito futbolístico, momento en el que decide disputar la Cuarta División del fútbol chileno, categoría en la que permanecería hasta 1988, tras subir a Tercera División. 

En 2008, de la mano de una nueva administración por parte de un grupo de inversionistas comandados por dispuestos a hacer crecer a la institución, Barnechea comenzó a dar los primeros atisbos de gloria deportiva, los que llegarían a su ápice en 2011 con el Título de la Tercera División Nacional y el tan anhelado ingreso al fútbol profesional. 

En 2012, la ANFP aceptaría a Barnechea en el profesionalismo para permitirle la disputa de la soñada Primera B para disputar su primera temporada como club profesional, convirtiéndose en Barnechea Sociedad Anónima Deportiva Profesional. 

La temporada de debut para el “Barne” dejó un saldo muy positivo, finalizando en la tercera posición de la tabla, hecho que superarían en 2013, con la consecución del subcampeonato de la Primera B y el histórico ascenso a la primera división del fútbol chileno, categoría que mantiene hasta nuestros días.