El Huaso Bueras: héroe de la Batalla de Maipú.

Santiago Bueras y Avaria murió el mismo día de la batalla, posterior a su atención médica y espiritual. Aquel 5 de abril acompañó a Ramón Freire en la dirección del grupo de Cazadores a Caballo y fue herido por una bala mortal de la que no pudo salvarse. 

El Huaso Bueras: héroe de la Batalla de Maipú.

Hoy se cumple el bicentenario de la Batalla de Maipú, enfrentamiento que dio por terminado el proceso de independencia en nuestro país, venciendo finalmente al ejército realista de reconquista española.

En varias comunas se recordará la fecha con desfiles y ceremonias, y es siempre bueno recordar a quienes dieron su vida por un sueño que hoy vemos hecho realidad llamado Chile. Sin embargo, existen nombres que pertenecen a partes importantes de la historia de nuestro país y que en lo cotidiano de nuestros días lo asociamos más a calles o lugares, que a quienes dieron origen al nombre. Recordemos y asociemos entonces.

Al llegar la tarde del 5 de abril de 1818, en los Llanos del Maipo se celebraba la victoria definitiva. Se cuenta que hubo aguardiente y pan amasado y que este era repartido a todo el ejército libertador. La alegría, sin embargo, era contrastada por la pena de las valiosas pérdidas humanas de aquel día.

Entre las muertes, se encontraba la de un militar de apellido Bueras, que durante su tiempo sirviendo a la causa independentista fue conocido por los realistas por diferentes sobrenombres: “El huaso Bueras”, “el huaso de dos sables”, el “terrible Bueras”, entre otros más.

Santiago Bueras y Avaria murió el mismo día de la batalla, posterior a su atención médica y espiritual. Aquel 5 de abril acompañó a Ramón Freire en la dirección del grupo de Cazadores a Caballo y fue herido por una bala mortal de la que no pudo salvarse.

Aquel héroe de Maipú se incorporó al ejército libertador en 1810 sirviendo en el Batallón de Granaderos. Debido a su ímpetu, rápidamente surgieron las varias leyendas e historias que rodean su figura. Lo curioso de ello, es que las historias eran conocidas sobretodo en el bando realista.

En abril de 1813 fue ascendido al grado de teniente coronel, debido a su destacada participación en la Batalla de Yerbas Buenas. Todo esto, la fama sobre su figura, el respecto de sus compañeros de armas y sus buenas actuaciones en los campos de batalla lo llevaron a ser considerado entre los hombres de confianza de O’Higgins y San Martín.

Con el primero compartió batalla en el Desastre de Rancagua, ayudando al bando patriota a refugiarse y emprender la retirada ante el fuego enemigo. Posterior a ello huye a Mendoza, tal vez enviado por el mismo O’Higgins, para encontrarse con San Martín y recibir importantes encargos.

Es justamente San Martín quien lo hace responsable de organizar un grupo militar en Aconcagua, lugar donde lamentablemente fue descubierto y encarcelado hasta después de la victoria en Chacabuco. Inmediatamente fue a ponerse a disposición de O’Higgins, donde su acción fue importante en la lamentable derrota de Cancha Rayada.

Pasado el infortunio en Cancha Rayada, el ejército mal herido sabe de la importancia de la lucha venidera. Es así que Bueras forma parte de los varios batallones que esperaron la señal de fuego en la húmeda y fría mañana de aquel 5 de abril.

Bueras hizo gala de sus historias y se narra que peleó con dos sables, uno de ellos lo rompió en una de las cargas sobre el enemigo. Fue motor de entusiasmo entre los hombres de Freire y sus hombres fueron de gran importancia para la batalla. Terminada ella se hicieron vítores en su honor y el día de hoy existen numerosos monumentos, lugares, calles y edificios que llevan su nombre, especialmente en la comuna donde se selló la independencia del país: Maipú.

Referencia:

Guerrero, C. Historia de Chile: Santiago Bueras.