El legado de Rafael García, el alcalde a tiempo completo de Toltén

El edil falleció en septiembre pasado, aquejado por un cáncer de Pulmón. Como edil se caracterizó por un profundo conocimiento de la comuna y sus necesidades, lo que le permitió estar al frente de la gestión municipal por cuatro períodos consecutivos.

El legado de Rafael García, el alcalde a tiempo completo de Toltén

Rafael García nació en Santiago en 1945, pero a los tres años se trasladó junto a su familia a San Felipe, donde cursó todos sus estudios escolares y nacieron sus dos hermanos, José y Gloria. A los 17 años ingresó a la Escuela Militar, donde se graduó de subteniente en 1967. Durante su carrera militar estuvo en los regimientos de Punta Arenas, Lautaro y Valdivia para dejar la institución en 1975, con el grado de capitán. 

Tras varios años alejado del servicio público, se une a la Municipalidad de Toltén en 1996 como jefe de gabinete, donde comenzó a conocer a cabalidad la comuna, sus necesidades y los desafíos para los próximos años. Su constante cercanía con los tolteninos le permitió postular por primera vez a la alcaldía en el 2000. 

García logró la primera mayoría en las votaciones, al igual que en 2004, 2008 y 2012. Sus principales desafíos al mando de la comuna eran reducir los altos índices de pobreza y mejorar la conectividad de la ciudad. 

Su legado de los 15 años que estuvo al frente de la comuna están marcados por la generación de infraestructura vial, hacer llegar la energía eléctrica a sectores rurales alejados del centro de la ciudad, ordenar la gestión interna del municipio y mejorar la educación pública de la ciudad. También se preocupó de que la mayoría de los vecinos pudieran acceder a la casa propia. 

Los avances de la comuna son reconocidos por todos sus habitantes y, gracias a su buena gestión, fue elegido como presidente de la Asociación Regional de Municipalidades de la Araucanía, donde fue impulsor de diversas iniciativas que contribuyeran al desarrollo regional. 

Rafael García es recordado por su cercanía con sus vecinos, amabilidad y liderazgo; reconocido por ser un alcalde de tiempo completo y aficionado a la caza recreativa y a la pesca. 

A pesar de su entusiasmo por mejorar Toltén en todos sus aspectos, dejó un proyecto incluso, la construcción del nuevo edifico del Liceo Martin Kleinchnet Palma, cuyo proyecto ya tiene aprobado el diseño y solo espera los fondos para el inicio de las obras. 

Sus casi 20 años al servicio de Toltén dejaron una huella imborrable en todos sus habitantes.