El último refugio del huemul en el Valle Central

Los cálculos más optimistas indican que en la actualidad la población de huemules en Chile y Argentina no supera los dos mil ejemplares. Y pese a que su habitat original en nuestro país iba desde el sur de Rancagua hasta el extremo sur de Chile, hoy esta especie solo se encuentra en los Nevados de Chillán, Chiloé y en las regiones XI y XII.

El último refugio del huemul en el Valle Central

Arriba, en la precordillera cercana a los Nevados de Chillán, en la zona de cordillera andina en altitudes entre los 800 y 2.100 metros sobre el nivel del mar, un parque de conservación es el último refugio del huemul de la zona central de Chile, especie nativa que se encuentra en peligro de extinción.

El Santuario de la Naturaleza “Los Huemules de Niblinto” de 7.530 hectáreas de propiedad de la Corporación de Defensa de la Flora y Fauna, y la Reserva nacional de 2.000 hectáreas adicionadas gracias al aporte de la Sociedad Zoológica de Frankfurt, son un territorio considerado como un potencial corredor biológico y una de las principales vías para asegurar la conservación población más septentrional de huemul.

Dicha población, hoy solo cuenta con algo más de cincuenta individuos y su progresiva extinción se debe a la destrucción de su hábitat. De ahí la importancia de esta reserva nacional donde convergen especies de flora mediterránea y del bosque lluvioso templado, y en él se albergan especies de fauna y flora endémicas y en peligro de extinción. 

Los cálculos más optimistas indican que en la actualidad la población de huemules en Chile y Argentina no supera los dos mil ejemplares. Y pese a que su habitat original en nuestro país iba desde el sur de Rancagua hasta el extremo sur de Chile, hoy esta especie solo se encuentra en esta zona, en Chiloé y en las regiones XI y XII.

Desde 1929, el huemul -uno de los símbolos de nuestro escudo nacional- está protegido por leyes chilenas y convenciones internacionales que prohíben su caza, captura, tenencia, posesión, transporte y comercialización.

El Plan para la Conservación del Huemul del Sur, elaborado por CONAF y CODEFF, plantea la necesidad de establecer corredores biológicos que permitan la intercomunicación entre sectores de la vida silvestre separados físicamente.

Este pequeño "paraíso", se encuentra rodeado de bosques introducidos, especialmente pinos. No obstante, en la medida que uno se interna en el camino a la Reserva, el paisaje cambia drásticamente a robles, avellanos, coigues y una extensa zona colmada de copihues de mágica belleza.