En honor a la historia: Viña Chillán

En nuestra constante búsqueda de viñas emergentes, llegamos a la Viña Chillán, nombre que en mapudungún quiere decir “el lugar donde se queda el sol”.

En honor a la historia: Viña Chillán

Esta viña se especializa en la producción de vinos únicos en calidad y originalidad, que reflejan la comunión del trabajo de dos culturas, la chilena con la fuerza y el carácter del terroir, y la suiza con la sofisticación del Know how, la tecnología y la innovación.

Rudolf Rüesch, Karin Lenz-Meier y Roland Lenz, son tres suizos que visitaron Chile en 1995.

La viña nació en el año 1998, cuando estos 3 vitivinicultores decidieron desarrollar su actividad en Chile bajo el nombre de Viña Tierra y Fuego. Luego, en el 2007 la viña pasa a llamarse Viña Chillán.

Eligieron el Valle del Itata porque simplemente entendieron que no había lugar en el mundo que les proporcionara condiciones más perfectas para el desarrollo de la viña y los vinos que tenían en mente.

Gracias a la producción de uvas de alta calidad, con procesos de producción limpios, Viña Chillán ha logrado obtener grandiosos vinos, en un 80% producido en barricas francesas y americanas. Así, han podido ingresar al mercado con 12 variedades de sabores especiales, de los cuales una gran parte se exporta a Europa.

Aquí, se manejan 9 cepas distintas, Uva País y Malbec que tienen más de 100 años en la zona. También se cultivan Carménère, Shiraz, Merlot, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Zinfandel, Sauvignon Blanc, con una producción que el 2011 llegó a 40 mil botellas.

Viña Chillán, se caracteriza por producir vinos exclusivos, diferentes, entre ellos los blancos elaborados a partir de cepas tintas como el Zinfandel y Carménère.

La Viña Chillán está ubicada en la comuna de Bulnes, 24 kilómetros al sur de Chillán y 7 kilómetros hacia el oriente de la Ruta 5 Sur, por el camino a Yungay, sector de Tres Esquinas, cuenta con una superficie plantada que alcanza las 17 hectáreas y con un personal altamente calificado.