Enrique Lihn: desconocido y confrontacional escritor chileno

Lihn no es un autor popular, se podría afirmar que es mayormente ignorado por la gente. Esto se debe, entre otras cosas, por su decidida postura política, además de su actitud confrontacional con su época. 

Enrique Lihn: desconocido y confrontacional escritor chileno

Fue un escritor inagotable. Durante su trayectoria literaria editó más de 36 libros, en los cuales la poesía, el ensayo y la crítica interpretativa fueron los campos donde irradió la luz de su evidente inteligencia y cultura. Nos referimos a Enrique Lihn, escritor chileno desconocido al cual le rendimos homenaje como revista Corral Victoria en el artículo que a continuación les presentamos.

Lihn no es un autor popular, se podría afirmar que es mayormente ignorado por la gente. Esto se debe, entre otras cosas, por su decidida postura política, además de su actitud confrontacional con su época. No es escritor de masas, al modo de los poetas populares de Chile. Por ello, quizás, no aparezca con relativa rapidez a la memoria.

Sus interpretaciones se caracterizan por ser trabajos exhaustivos, con gran profundidad. En ellos muestra su conocimiento que muchas veces se alteran cuando entromete el matiz político. Su estilo posee un tono academicista, sin buscar la adhesión del lector, aunque sobresalen sus interpretaciones de la obra de Nicanor Parra, Oscar Hahn, Vicente Huidobro, Juan Luís Martínez y Manuel Silva.

De esta forma, Lihn destaca por su visión sobre la poética chilena. Su poesía habla de un espíritu lúcido, profundo y original.

El autor también se adentró en los parajes de la dramaturgia y la novela, además de lo expresado anteriormente: cuento, poesía y crítica.

Entre sus libros destaca “La pieza oscura”, a través del cual fija hitos no sólo para su propia poesía, sino que para el panorama poético chileno en su conjunto. Por su importancia y vastedad, son múltiples los artículos y notas críticas sobre su obra, tanto en Chile como en el extranjero.

En la obra “El Paseo Ahumada”, de 1983, expresa otra de las líneas fundamentales de su trabajo: la poesía urbana. Otra de las características esenciales de su obra es la constante apelación al oficio del escritor y al sentido de su hacer, línea de trabajo que desarrolla en La musiquilla de las pobres esferas de 1969.

En síntesis, no abundan los trabajos en torno a la tarea literaria de Enrique Lihn. Y ello como consecuencia de su original forma de laborar en la arena literaria, por ello quizás no estuvo entre los candidatos al Premio Nacional de Literatura, máximo galardón literario de Chile y por eso, asimismo, su obra no ha sido recogida y analizada con la atención que merece.