Estos son los componentes básicos de un vino

Esta bebida es un producto sumamente complejo. A continuación, les mostramos algunos de sus compuestos básicos, que ayudan a entender su calidad organoléptica.

 

Estos son los componentes básicos de un vino

En el vino podemos encontrar más de 1000 constituyentes químicos diferentes. Sus componentes, además de la genética natural de cada variedad y las condiciones del cuidado del cultivo, juegan un papel trascendente en el producto final.

Esta bebida es un producto sumamente complejo. A continuación, les mostramos algunos de sus compuestos básicos, que ayudan a entender su calidad organoléptica.

Agua: El agua que contiene el vino es agua biológica, procedente de la uva. Es el compuesto más importante del vino. Sus proporciones varían dependiendo del grado alcohólico, de entre un 75-90% del total.

Alcohol etílico o etanol: Representa entre un 10-15% de la composición del vino, siendo el segundo componente desde el punto de vista cuantitativo. Surge por la fermentación de los azucares de la uva, glucosa y fructuosa, ejerciendo como soporte de los componentes aromáticos del vino, de sabor ligeramente dulce. Su origen es la fermentación alcohólica.

Glicerol o glicerina: En tercer lugar, nos encontramos con otro tipo de alcohol, el glicerol o glicerina. Se trata de la transformación de la glucosa en alcohol obtenida de la fermentación gliceropirúvica, producto secundario de la fermentación alcohólica. Sus concentraciones varían entre 5 y 15 gms por litro y contribuye a la consistencia, sedosidad y cuerpo del vino, aportando cierto dulzor. Presente en las lágrimas del vino.