¡Feliz Cumpleaños, Nueva Imperial!

Su artesanía en madera, metal y textil con pertinencia mapuche, la cual es desarrollada por pequeños emprendedores, caracteriza a esta ciudad que busca, a través de estos trabajos artísticos, conservar sus raíces culturales, además de generar emprendimientos productivos.

¡Feliz Cumpleaños, Nueva Imperial!

En un día como hoy, pero hace ya varios años atrás, específicamente en 1882, fue fundada Fuerte Imperial, el primer nombre que recibió la actual Nueva Imperial. Ubicada a orillas de la confluencia de los ríos Chol Chol e imperial, una de las características más notables de la ciudad es su puente ferroviario, en desuso, pero preservado por su belleza. Fue diseñado por los arquitectos Schneider – Creusot, construido en Francia y armado en el lugar donde se encuentra en estos momentos; fue inaugurado en 1909.

Su artesanía en madera, metal y textil con pertinencia mapuche, la cual es desarrollada por pequeños emprendedores, caracteriza a esta ciudad que busca, a través de estos trabajos artísticos, conservar sus raíces culturales, además de generar emprendimientos productivos.

Nueva Imperial tienen dos centros urbanos, Imperial y Villa Almagro, siendo el principal el primero que está dividido por una gran colina. Desde la cima de la colina, se puede ver los volcanes Villarrica, Llaima, Lonquimay y así como zonas rurales circundantes.

Esta comuna tiene una de las mayores concentraciones de habitantes de origen mapuche del país (un 44,94% de su población total), motivo por el cual, al visitarla ofrece una gran oportunidad para conocer más sobre  la religiosidad, costumbres, artesanía, comidas, lengua y cultura de este pueblo originario.

La ciudad que hoy cumple un nuevo año de vida, es conocida por su valioso patrimonio cultural de la comunidad mapuche. Fue fundada por Pedro de Valdivia 22 kilómetros más adelante de donde se emplaza actualmente, en la zona en que ahora se encuentra Carahue.

Sobre una loma que mira al Sur, la ciudad Imperial original contaba con una catedral que era sede del Obispado, molinos, graneros y una importante población hasta 1599, año en el que fue abandonada por sufrir el continuo ataque de los indios araucanos. En 1882 se refundó a orillas del río Imperial, lo cual facilitó una creciente actividad portuaria que constituyó el punto de partida para la producción regional.

En la ciudad se puede apreciar el importante legado de la cultura mapuche con su lengua, sus formas de vida, artesanías, comidas y costumbres. Si la idea es comprar artesanías y productos locales, la Asociación de Artesanos de Nueva Imperial organiza ferias en la plaza de la ciudad en los meses de febrero, mayo, septiembre y durante las fiestas de fin de año. Las exposiciones permanentes de artesanías están a cargo de la Fundación Chol-Chol, cuya sede se encuentra en el kilómetro 19 de la ruta Temuco-Imperial.

Otra propuesta interesante para conocer y relacionarse con las familias mapuches es visitar las cabañas de agroturismo. Estos emprendimientos se encuentran en la zona de El Peral, a 13 kilómetros de la ciudad de Nueva Imperial, a orillas del Chol-Chol. Además de una grata estadía, los complejos ofrecen a sus visitantes cabalgatas, caminatas, tareas de campo y otras actividades propias de los pobladores de la región.

Al fin de cuentas, Nueva Imperial nos ofrece el verdadero contacto con nuestros pueblos originarios, reflejado en su arte, comidas y costumbre. Todo ello en este lugar, que nos obliga a recorrer nuestra historia e identidad.