Fernando Galeas, director de Quilicura TV: En nuestra comuna la juventud valora las tradiciones

El director del medio, Fernando Galeas, destaca que a diferencia de otros medios, Quilicura TV "difunde mucha cultura chilena, como también nuestra historia y la de Latinoamérica".

Fernando Galeas, director de Quilicura TV: En nuestra comuna la juventud valora las tradiciones

Hace seis años que se encuentra en funcionamiento Quilicura TV, medio comunal que informa a los habitantes de una manera cercana, promoviendo la cultura y la entretención.

Su director, Fernando Galeas, compartió con revista Corral Victoria sobre la historia de este medio, sus principales desafíos, cómo ha sido el camino al reconocimiento, las dificultades que ha debido enfrentar y, por supuesto, algo más de la comuna de Quilicura.

¿Cómo surge Quilicura Televisión?

El canal surge hace ya 6 años como una necesidad de distintas organizaciones sociales y profesionales de la comuna, para informar a nuestros vecinos desde una perspectiva cercana, entregar cultura y promover valores.

¿Cuáles son los objetivos de este medio comunitario?

Nuestros objetivos son entretener, informar y educar, promoviendo la cultura, la verdad, la participación, el amor al prójimo y la justicia social.

¿Cómo es la recepción de la gente a Quilicura TV?

En general es positiva, ya que a diferencia de otros medios, nuestra parrilla programática difunde mucha cultura chilena, como también nuestra historia y la de Latinoamérica. En el canal, por ejemplo, sólo difundimos música chilena de distintos géneros, también documentales nacionales, algunos de realización propia,  programas literarios, infantiles, de adultos mayores, juveniles, noticias locales y apoyo a los emprendedores. Nuestra mirada es constructiva, eso les gusta, ya que con tranquilidad pueden dejar a sus hijos frente al televisor viendo Quilicura TV, porque transmitimos valores positivos, campañas contra el bullying, hábitos de estudio,  prevención a la discriminación o femicidios, esos temas son parte importante de nuestra programación.

¿Cómo ha sido el camino a forjarse como un medio comunitario?

El camino ha sido muy duro, cuando partimos no sabíamos nada técnicamente y con el tiempo y el apoyo de profesionales del área logramos primero sacar la señal al aire y luego operar, producir y gestionar.

¿Qué dificultades han tenido que afrontar?

Principalmente dificultades económicas,  hacer televisión y estar al aire las 24 hrs. del día es difícil y caro. Gracias al apoyo de nuestros vecinos y de algunas empresas este proyecto ha sido viable.

¿De qué se habla en Quilicura? ¿Cuáles son las principales problemáticas de sus habitantes?

Se habla de todo, por estos días, por ejemplo, existe preocupación por la seguridad ciudadana por las balaceras que se registras en algunos sectores de la comuna, la gente nos llama para ir a reportear. También existe un serio problema de conectividad en Quilicura, los tacos son de varias horas, en promedio un vecino que trabaja en el centro de Santiago está 4 horas diarias en el Transantiago. Después de un día estresado lo único que quieren es informarse en forma veraz, sin farándula y viendo programas entretenidos que enseñan y aportan.

¿Cómo ven los habitantes de Quilicura su historia y patrimonio? ¿La conocen? ¿La cuidan?

Se han hecho muchos esfuerzos en términos patrimoniales, si bien no se ha escrito una historia oficial, se han publicado algunos textos escritos por Miguel  Mora y otro por Mario Monasterio, desde los primeros habitantes prehispánicos  hasta hoy. Actualmente existe el debate público sobre el nombre de Quilicura.

Algunos sostienen que viene del mapudungun (tres piedras o cerros) y otros que deriva del Quilicanta, Curaca de la zona en la época de dominación Inca. También la comuna tiene especial conciencia en materia de derechos humanos, los profesores degollados,  Rodrigo Rojas Denegri y otros nombres pueblan nuestras plazas, centros de salud y jardines infantiles. Es una mezcla única entre el  Quilicura rural y los luchadores sociales de estas tierras que conviven en el alma y la identidad de los habitantes de la comuna. Acá en la comuna la juventud, en general, valora nuestras tradiciones, lugares emblemáticos como el Costa Azul, conocido por los estudiantes como la Catedral del Mambo, donde se  mezcla la cueca con la cumbia chilena, entre terremotos y arrollados.