Fiestas Patrias: ¿12 de febrero o 18 de septiembre?

Todos los chilenos tenemos claro que las fiestas del 18 de septiembre, y que esperamos con ansias cada año, son para conmemorar la Independencia de Chile. Sin embargo, esta celebración no es coincidente con la fecha real de nuestra Independencia. Peor aún, el 18 de septiembre conmemora la instalación de la primera Junta de Gobierno de 1810, un acto de fidelidad al rey caído en cautiverio y no nuestra libertad del reino de España. Entonces, ¿por qué celebramos el 18 de septiembre? Acá se lo contamos.

 

Fiestas Patrias: ¿12 de febrero o 18 de septiembre?

Desde el año 1811, nuestro país celebra el 18 de septiembre el inicio de nuestro proceso independista. Los chilenos de la época siguieron leales al rey Fernando VII cuando éste fue tomado prisionero en 1808 por Napoleón Bonaparte, quien puso en remplazo del rey a José Bonaparte. Sin embargo, luego de un año esta lealtad comenzó a ser cuestionada pues se vinculaba directamente a la persona del rey. Por ello el país se dividió en dos bandos: los patriotas, que a pesar de seguir fieles al rey, creían que debía formarse una junta propia; y los realistas, quienes reconocían la soberanía de las instituciones españolas en reemplazo del rey y condenaban todo intento de formar un gobierno autónomo, aunque fuese en su nombre. Después de una serie de conflictos internos, finalmente, el 18 de septiembre de 1810, a las 9 de la mañana, se realizó un cabildo abierto con la presencia de 400 vecinos leales a Fernando VII quienes eligieron a los cinco miembros de la que sería la primera Junta de Gobierno de Chile: Mateo de Toro y Zambrano, presidente y representante del rey; obispo José Antonio Martínez de Aldunate como vicepresidente y representante de la Iglesia; Fernando Márquez de la Plata, Consejero de Indias, primer vocal de la junta, representaba a los europeos juntistas; Juan Martínez de Rozas segundo vocal, representaba a la aristocracia de Concepción; e Ignacio de la Carrera (padre de José Miguel Carrera), tercer vocal, y que representaba a la aristocracia de Santiago.

Cabildo de 1810 fue la primera manifestación del país en elegir su propio destino, por ello no pasó mucho tiempo hasta que comenzaran las arengas patrióticas llamando a radicalizar el proceso de independencia. José Miguel Carrera fue su principal incitador, por ello la creación del primer periódico Nacional, “La Aurora de Chile”, el llamado a elecciones para un Congreso Nacional, la creación de una primera Bandera (bordada por doña Javiera Carrera), entre otros hechos, fueron el comienzo de un camino que concluiría el 12 de febrero de 1818, cuando se firmaría el Acta de Independencia. 

Es por esta razón que desde 1811 comenzamos la celebración del 18 de septiembre, fiesta que fue suspendida entre 1814 y 1817 durante el llamado período de la Reconquista. Después de declarada oficialmente nuestra independencia el 12 de febrero de 1818, vivimos un tiempo de multiplicidad festiva llegando a celebrar tres fiestas cívicas: el "18", el 12 de febrero y el 5 de abril para conmemorar la batalla de Maipú. La economía, la política y la cultura terminaron por primar por sobre la historia, y establecer en 1915, el 18 y 19 de septiembre como fechas oficiales de nuestras fiestas patrias. 

La primera fecha en quedar fuera de las celebraciones oficiales, fue la del “5 de abril”. ¿La razón? Aumentar los días hábiles de trabajo en consideración especialmente a su proximidad con Semana Santa. Respecto al "12", Pablo Marín (La Tercera, 18 de septiembre de 2013), nos dice que esta era una fecha que “en combinación con el "18" generaba cierta confusión simbólica. El primero estaba en desventaja: al celebrar hitos de dos años consecutivos, no ayudaba a llevar bien la cuenta de los años; febrero es la fecha de actividades agrícolas como la vendimia y la trilla, que requieren de bastante mano de obra, también de carnavales populares que la élite se resiste a hacer suyos; los desajustes financieros del Cabildo de Santiago, un financista central de los festejos patrios, imponían un recorte de las celebraciones patrias; y el 18 era, ante todo, una celebración "civil", más que militar. Considerados ésos y otros factores, el 8 de febrero de 1837 se pretendió atacar "los perjuicios a los servicios públicos y a los oficios particulares", concentrando los festejos en un sólo día: el 18 de septiembre”. 

Una injusticia sin duda, pues el 12 de febrero es una fecha doblemente importante para Chile: El 12 de febrero de 1541 Pedro de Valdivia escogió las tierras del Valle del Mapocho para asentarse en estas tierras; y un 12 de febrero de 1818, Bernardo O´Higgins firmaría en Talcahuano nuestra acta de Independencia. 


Fuentes:
• Primera Junta de Gobierno. EN: http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-593.html

• Cómo el 18 de septiembre llegó a ser el "18". EN: http://www.latercera.com/noticia/cultura/2013/09/1453-543153-9-como-el-18-de-septiembre-llego-a-ser-el-18.shtml

• Acta de la Independencia. EN: http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-593.html

• Vicente Pérez Rosales: Recuerdos del pasado: 1814-1860. EN: http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0004566.pdf