Freirina y su patrimonio natural del desierto florido

Durante el fenómeno del Desierto Florido afloran diversas especies, donde resalta la añañuca, la cual florece en los sectores de Las Pintadas y Llano Amarillo.

Freirina y su patrimonio natural del desierto florido

Cuando los españoles llegaron al sector donde hoy se ubica la ciudad de Freirina, se encontraron con aborígenes de la cultura diaguita quienes a través de su influencia incaica desarrollaban una alfarería típica y realizaban labores de extracción de metales como el cobre, el que fundían por medios de hornos. 

Según la historia, los Incas en sus correrías por el territorio, explotaron el antiguo mineral de oro de Capote, hecho que llamó la atención de los conquistadores los que al paso del tiempo, se instalaron en la antigua “Placilla” a la que nominaron “Santa Rosa del Huasco”, muy cerca del río del mismo nombre, cuyo significativo es de “Río de Oro”, por lo  que se desprende la importancia que tuvo para el español toda la zona minera, transformando a Freirina, en el Centro Administrativo del quehacer colonial.

Con el paso del tiempo los conquistadores fueron encontrando la riqueza que buscaban, se abrieron caminos a las sierras mineras y paulatinamente se fue poblando el sector con encomiendas asignadas a los españoles que se asentaron en toda la zona; hacia la costa “Payantume” (Huasco Bajo) y al interior del valle en “Paitanás” (Vallenar).

Freirina fue fundada con el nombre de “Santa Rosa del Huasco” el 20 de octubre de 1752, por mandato del gobernador español del Reino de Chile, don Domingo Ortiz de Rozas, quien dispuso la creación del Partido del Huasco, cuya capital sería a partir de esa fecha el referido asiento.  

Consideró para esto el auge económico y la importancia que tomaba el valle al descubrirse y explotarse diversos yacimientos mineros, especialmente algunos cercanos a Santa Rosa, donde hacía varios años funcionaba una “placilla” concentradora y comercializadora de cobre, plata y oro.  Al año siguiente, 1753, se constituyó en el lugar el Corregidor de Copiapó don Gregorio Mandiola, ordenando la centralización de los ranchos en un solo lugar, delineación de calles y entrega de sitios a los habitantes. 

La belleza de los paisajes que abundan en Freirina llama poderosamente la atención, especialmente en primavera, cuando florece el desierto. Durante el fenómeno del Desierto Florido afloran diversas especies, donde resalta la añañuca, la cual florece en los sectores de Las Pintadas y Llano Amarillo.

Otras especies posibles de encontrar durante la época de floración son: arvejilla, lirio del campo, terciopelo, flor de San José, algarrobilla, sanalotodo, pata de guanaco, rosita, chinita, té de burro, corona de fraile, lechero, manzanilla cimarrona, ortiga caballuna, don Diego de la noche, vinagrillo, añañuca amarilla, cuerno de vaca, lirio del campo, pata de guanaco, lengua de gallina, malvilla, añañuca rosada, cardo santo, carbonillo, chañarcillo, manzanilla, pichoga, piojillo, etc.

Otro atractivo de eta comuna es la Reserva nacional Pingüino de Humboldt en el límite regional de la III Región, entre las provincias de Huasco y Elqui. Su particularidad es que protege la biodiversidad marina de la Isla Chañaral, frente a Caleta Chañaral de Aceituno, al sur de la Región de Atacama y hasta el sector de Isla Damas e Isla Choros en la IV Región.

 La reserva constituye el refugio de una gran cantidad de aves marinas migratorias, pingüinos, lobos marinos y chungungos. Es posible observar, además, delfines chilenos y delfines nariz de botella junto con ballenas blancas, fin y minke.