Fresia: la bravura de la raza araucana

La existencia de Fresia, ha sido materia de discusión en la historia de Chile, puesto que solo aparece en el poema épico La Araucana.

Fresia: la bravura de la raza araucana

Mencionada por Alonso de Ercilla en La Araucana, Fresia, era una de las esposas del líder y guerrero araucano Caupolícán. Según el escrito, lo acompañaba en las batallas, quedando en el recuerdo la de Cañete, en la cual ante el avance español, trató de huir con su hijo en brazos e intentó esconderse en un bosque cercano, pero fue sorprendida y llevada al campamento español.

Al encontrar a Caupolicán entre los prisioneros, comenzó a insultarlo y a reprocharle su cobardía por haberse dejado capturar vivo. Producto de su irá, le habría arañado el rostro a Caupolicán y habría arrojado al hijo de ambos el sobre un peñasco, destrozándolo.
En aquel acto, ella habría dicho:

Toma, toma a tu hijo, que era el nudo
con que el lícito amor me había ligado;
que el sensible dolor y golpe agudo
estos fértiles pechos han secado:
críale tú, que ese cuerpo membrudo
en sexo de hembra se ha trocado;
que yo no quiero título de madre
del hijo infame del infame padre.

Con aquél histórico hito, Fresia simboliza hasta hoy la bravura de la raza araucana en defensa de su libertad.

La existencia de Fresia, ha sido materia de discusión en la historia de Chile, puesto que solo aparece en el poema épico La Araucana. 

Ningún cronista de la época, al referir la derrota y captura de Caupolicán, relata estos hechos, lo que reafirmaría la sospecha de que la mapuche Fresia sólo se deba al ingenio y la pluma de Ercilla.

A pesar de que su existencia sea puesta en duda y de que, probablemente, se trate de un personaje de una obra literaria, Fresia se ha convertido en parte de los elementos que constituyen, a la vez, las identidades mapuche y chilena.