Fundación La Manada y su terapia equina que mejora

A través de dinámicas equinas, se hace trabajar a la persona, que es cazador por esencia, con una presa de verdad como el caballo, el que hace de espejo a la persona.

Fundación La Manada y su terapia equina que mejora

Surgida hace un poco más de tres años, la fundación La Manada se ha convertido en un espacio en el cual los caballos chilenos ayudan a personas de situación vulnerable a combatir muchos de sus problemas.

A través de dinámicas equinas, se hace trabajar a la persona, que es cazador por esencia, con una presa de verdad como el caballo, el que hace de espejo a la persona.

Este método está a cargo de María José Gana, René Urzúa Schwalm y Cristóbal Sánchez, quienes trabajan en la recuperación de caballos lesionados o dañados para luego ayudar a personas con diversos diagnósticos, tales como depresión, crisis de angustia, crisis de pánico, maltrato, bulimia, fobias, y otras muchas variables que el ser humano sufre.

En el proceso, se busca liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo sus talentos, además que la persona encuentre la respuesta por sí misma, a través de la experiencia con los caballos, procesando toda la información como aprendizaje.

La equino-terapia no es lo mismo que la conocida hipoterapia, puesto que esta última está orientada a niños con Síndrome de Down o que tengan algún tipo de problema motor.

Las terapias de "La Manada" sólo las realiza el especialista -y, por supuesto, los caballos- y en promedio se extienden por seis meses, durante los cuales el paciente acude mínimo dos y máximo tres veces por semana

Las terapias con caballos se hacen en el Centro Ecuestre Piedra Roja de Chicureo. Para tener más información, se pueden contactar con Cristóbal Sánchez al 98655080.

Fuentes:
Fundación La Manada.
Emol.
Caballoyrodeo