Futuro de cuatro iglesias en Limarí preocupa a feligreses

Daños estructurales y desprendimiento de estuco mantienen a tres recintos religiosos con prohibición de acceso al público.

Futuro de cuatro iglesias en Limarí preocupa a feligreses

Se trata de las iglesias Nuestra Señora del Carmen, el templo del Niño Dios de Sotaquí, la iglesia Corazón de María y la iglesia de Nuestra Señora de Las Mercedes de Carén.

La primera sufrió graves daños tras el fuerte terremoto de 8,4° Richter del pasado 16 de septiembre. Con daños estructurales y cerrada al uso público, la comunidad está atenta al destino del templo, pues aún no hay claridad si será restaurada o demolida.

El templo del niño Dios de Sotaqui, en tanto, alcanzó sólo dos años a estar restaurado. Es el centro de una festividad que congrega hasta 50 mil personas en enero. Por ello, en agosto del 2013 fue celebrada la entrega de los trabajos de reconstrucción, pues culminaba una agonía de 15 años, durante los cuales los lugareños no pudieron usar el santuario. También sufrió daños con el terremoto del pasado septiembre.

La iglesia Corazón de María, emplazada en el centro de Ovalle, reunía a jóvenes, estudiantes y adultos mayores, y cuya torre ya fue desmantelada por tras sufrir considerables daños por el movimiento telúrico.

Una situación distinta vive la iglesia de Nuestra Señora de Las Mercedes de Carén, que sufre además por el detrimento en la asistencia de fieles. La capilla erigida en 1824 cuenta con un oratorio para 800 personas, cifra reducida por el temor de los fieles a las réplicas tras el movimiento telúrico.