Haras Guindalero: el sentido vaquero de los Cuarto de Milla

Tras criar finos ingleses por más de 20 años para jugar polo, uno de sus miembros tomo la determinación de mirar y aprender de los Cuarto de Milla, raza a la cual le dedican gran parte del tiempo en la actualidad.

Haras Guindalero: el sentido vaquero de los Cuarto de Milla

Desde 1980 que Haras Guindalero está en el negocio de los caballos criándolos en el sur de Chile, específicamente en Ranco.

Tras criar finos ingleses por más de 20 años para jugar polo, uno de sus miembros tomo la determinación de mirar y aprender de los Cuarto de Milla, raza a la cual le dedican gran parte del tiempo en la actualidad.

Dentro de los Cuarto de Milla hay tres líneas de crianza muy bien definidas y especializadas, por lo que es fundamental tenerlo en cuenta al momento de adquirir uno de estos ejemplares.

Las tres líneas son: trabajo, carrera y conformación. Este Haras se dedica a la crianza de caballos línea de trabajo y carrera. Los caballos con línea de trabajo son caballos muy mansos, dóciles y con un gran "sentido vaquero" que consiste en la facilidad para aprender a trabajar con ganado vacuno.

Los ejemplares línea de carrera son ejemplares dedicados casi exclusivamente a esta disciplina, es decir, a las carreras de corta distancia que van entre 200 y 500 metros, donde pueden desarrollar altas velocidades.

De allí deriva precisamente el nombre de esta raza, por cuanto sus ejemplares son imbatibles en recorrer un cuarto de milla. Esta raza es sin duda el tipo de caballo más difundido y con más adeptos en el mundo entero. Son muy dóciles, de buena boca y excelente carácter, lo que los hace recomendables para todo tipo de jinetes, incluso niños.