Hechenleitner y Troncoso se lucieron en Pemuco

El domingo por la tarde todo fue fiesta. Un recinto lleno que fue escenario de variados homenajes. 

Hechenleitner y Troncoso se lucieron en Pemuco

La actuación de Tomás Hechenleitner Weld y Alexi Troncoso pertenecientes a la Asociación Llanquihue y Palena en Pemuco rompió todo pronóstico, ya que todos esperaban que fuera una lucha sumamente cerrada.

Hechenleitner y Troncoso se montaron en El Amanecer de Las Palmas Privilegio y Vista Volcán Domingo Siete y el sábado por la tarde, en la Segunda Libre B, lograron ganarse el primero de los dos cupos que daba esta selección, sumando 28 de los buenos, en la mejor actuación dentro de las series.

El domingo por la tarde todo fue fiesta. Un recinto lleno que fue escenario de variados homenajes.

La solemnidad se apoderó luego de los espectadores cuando se corrió el Novillo del Silencio en honor a los socios fallecidos en el último tiempo. El honor estuvo a cargo de Misael Sáez y Eduardo Vielma.

Con las colleras ordenadas, ingresaron Eduardo Becker, presidente de la Asociación IX Región de Criadores, y Julio Guíñez, dueño del Criadero Buen Recuerdo.

Varios fueron los ejemplares seleccionados. Finalmente fue el potro Vista Volcán Patas Negras (un hijo del Santa Isabel Escorpión en La Amanecida Capilla), montado por José Rojas, quien se quedó con los máximos honores.

Al llamado de la Serie de Campeones acudieron 24 colleras (no corrió el Criadero Palmira por lesión del Payaso) y varios nombres de estirpe lucían en la planilla: Alfonso Avila, Sebastián Walker, el mismo José Rojas, Felipe Undurraga, Diego Pacheco, Luis Eduardo Cortés, Leonardo García, Gustavo Valdebenito, Cristóbal Cortina, Rufino Hernández y Christian Pooley.

Pero ninguno de ellos pudo ante la solidez que mostraron desde un comienzo los eventuales campeones. Fueron justamente ellos quienes se llevaron los primeros aplausos cuando entregaron el primer toro con 8 buenos con un taco de la cola de Troncoso y una del medio de Hechenleitner.

Con el segundo toro en marcha, Troncoso y Hechenleitner presentaron su candidatura. Alexi no falló y le puso 7 a la mano, y Tomás sumó de la guatita. Eran 12 para ellos y llegaron a 20.

Con la holgada ventaja, Troncoso y Hechenleitner sabían que con dos tacos eran campeones, aunque ellos mismos reconocieron que no llevaban la cuenta, pero en el toro más complicado que tuvieron solo sumaron 5 y completaron 34.

A esperar. Y eran solo dos colleras las que tenían opciones: Donoso y Franco y Rufino junto a Iñaki. Los primeros necesitaban una carrera perfecta y conservaron su esperanza hasta la mano de atrás, cuando el toro se cayó. Terminaron con 30.

En tanto, el ex campeón de Chile y su compañero necesitaban 12, pero también fallaron a la mano de atrás y las celebraciones comenzaron en la barra de Llanquihue y Palena. En la cancha, Troncoso y Hechenleitner eran campeones y se fundieron en un efusivo abrazo mientras el padre y tío de Tomás celebraban con todo en la galería.

Finalmente, Rufino e Iñaki terminaron con 30 y terminaron conquistando el segundo lugar en el desempate al sumar 3 buenos en el toro extra, superando a Donoso y Franco que lograron 2.

Celebraciones y cuecas para todos ellos, que tras disfrutar su paso por Pemuco, ahora ya piensan en Rancagua. Ahí -dicen- todos parten de cero, unos con más opciones que otros.

Pero mientras la mayoría se enfoca en las series, Troncoso y Hechenleitner ya piensan lo que será ese domingo por la tarde en la Monumental.

Fuente: caballoyrodeo.cl