HUERTO HIDROPÓNICO EDITH DESTACA EN EMPRENDIMIENTOS DE LA RUTA DE ACULEO

Ella comenzó su emprendimiento hace ya más de cinco años cuando se padre quiso hacer algo distinto. Edith tomó un curso de hidroponía, comenzando por las lechugas para luego diversificar el negocio. En la actualidad tiene rúcula, acelga, berros y otras verduras.

HUERTO HIDROPÓNICO EDITH DESTACA EN EMPRENDIMIENTOS DE LA RUTA DE ACULEO

La Ruta Turística de Aculeo, ofrece a sus visitantes diversos emprendimientos con una amplia gama de productos o servicios. Al mismo tiempo, los visitantes se maravillarán con el hermoso entorno con bellos y tradicionales paisajes que acompañan el recorrido. Al finalizar, se encontrarán con la Laguna Aculeo, un gran panorama a muy pocos kilómetros de la capital.

Todos los productos que se comercializan en este recorrido, son fruto del trabajo de 25 microempresarios de la comuna de Paine y algunos miembros de esta iniciativa.

Una de estas emprendedoras es Edith Arce. Ella comenzó su emprendimiento hace ya más de cinco años cuando se padre quiso hacer algo distinto. Edith tomó un curso de hidroponía, comenzando por las lechugas para luego diversificar el negocio. En la actualidad tiene rúcula, acelga, berros y otras verduras.

Acá les dejamos un breve dialogo de Edith con revista Corral Victoria, donde nos cuenta un poco más de esta ruta, sus objetivos y dificultades que se le han presentado en el camino.

¿Cómo surge la idea de lanzar el emprendimiento del huerto hidropónico?

La idea del huerto hidropónico surge por mi padre que al conocer de qué se trata la hidroponía me planteó la idea de hacer algo nuevo. Yo tomé un curso de hidroponía y posteriormente postulamos a un proyecto de Prodemu, el cual ganamos

¿Con qué obstáculos se encontró en el camino?

El principal obstáculo que se nos presentó en un comienzo fue el tener una producción uniforme, teníamos poca variedad que no era llamativa para los pocos clientes, porque ese fue nuestro segundo gran obstáculo, fue muy difícil adquirir una clientela que nos diera sustento.


¿Cuál es la recepción que tienen los turistas de sus productos?

Se llevan una grata impresión porque ven cómo se realiza el trabajo. Además, siempre intentamos que todo sea orgánico, por lo que atrae a los turistas, ya que buscan un producto limpio y sano.

¿Qué objetivos tiene en el largo plazo?

Creo que el principal objetivo es que el local tenga buena circulación de clientes, un flujo constante. Otro desafío importante es que logre mantenerme en el tiempo, ya que la idea es ir innovando.

¿Siente que el Estado apoya a emprendedores que destacan productos chilenos como el caso de usted?

En cierto modo nos apoya porque se puede postular a varios proyectos. El problema comienza cuando empiezas a andar solo, es ahí cuando te ponen la soga al cuello y te cobran todo y en forma excesiva. Uno al comienzo no gana mucho, por lo que los cobros excesivos hacen que uno de un pie atrás, porque a veces que toda tu ganancia se va en pagar cosas.