Illapel, su entorno arqueológico y edificaciones coloniales

Es una ciudad muy activa, en la que destacan las tradiciones y su marcado entrono arqueológico, además de las edificaciones coloniales.

 

Illapel, su entorno arqueológico y edificaciones coloniales

Illapel se encuentra en una planicie al costado del río Illapel, 60 km. al noreste de Los Vilos y 255 km. al sur de Ovalle. Posee 28.968 habitantes.

En primera instancia se fundó en 1752, pero fue ubicada en otro sitio. En 1788 fue ordenada su refundación en el lugar que se ubica actualmente, con el fin de beneficial a los mineros y hacendados del valle. Actualmente vive de la agricultura y la pequeña minería.

Es una ciudad muy activa, en la que destacan las tradiciones y su marcado entrono arqueológico, además de las edificaciones coloniales.

Al visitar el lugar se puede conocer la Plaza de Armas, frente a la cual se ubica la Municipalidad, un hermoso edificio de estilo colonial. También destaca la Casa Villarroel, las Casas del Mirador y las Casas de La Puntilla.

Casa Villarroel: Fue levantada aproximadamente en 1780, en la calle O'Higgins y es una de las tantas viviendas con importancia histórica que se conservan en la ciudad.

Casas del Mirador: Datan de fines del siglo XVIII y constituyen un bello ejemplo del tipo de construcción rural. Originalmente poseían tres cuerpos, ellos en torno a un patio.

Casas de la Puntilla: Su edificación se estima del año 1780. Son sólidas construcciones en adobe, que hoy son utilizadas por un colegio.

Otro atractivo es la Reserva Nacional de Las Chinchillas. Los ecoturistas encontrarán aquí un sitio ideal para la observación de la flora y fauna. Esta reserva protege a la chinchillalanígera, especie de roedor herbívoro nocturno, endémico de la zona y en peligro de extinción. Abarca unas 4.229 ha, y cuenta con un nocturama, único en Sudamérica. Es una sala en la que, a través de espejos, se puede observar a las chinchillas en su bosque. De día hay un sendero interpretativo guiado para conocer la flora autóctona como quillay, litre maitén y guayacán, entre otras especies. Posee servicio de camping y cabañas. Está bajo la administración de Conaf. Ubicado a 15 km al sudeste de Illapel.

En Illapel es posible encontrar los pirquenes y otros vestigios de un pasado minero exultante, como el pueblo abandonado de Farellón Sánchez. A través de la Ruta 37-E se pueden recorrer los vestigios de estaciones, puentes y túneles del antiguo ferrocarril al norte. Al valle del río Illapel se accede por la ruta D-805 hacia el noreste en la cordillera. Esta se inicia a la salida de Illapel, a la izquierda de la Ruta D-81 que avanza hacia el sureste, en dirección a Salamanca. En este valle se conserva la belleza agreste y rural de sus típicas construcciones de adobe y ancestrales tradiciones campestres.