La atractiva bici-ruta desde Iloca a Constitución

El circuito puede ser de uno o dos días entre Iloca y Constitución, lo que hace de este trayecto una experiencia inolvidable. Contempla 50 kilómetros de variada actividad al aire libre, deporte aventura, turismo fotográfico, gastronomía e intercambio cultural.

La atractiva bici-ruta desde Iloca a Constitución

Las dunas de Putú, ubicadas en la costa del Maule, tienen una belleza que maravilla a sus visitantes a lo largo de 30 kilómetros de arenas negras, lo que contrasta con el mar, bosques y humedales que las rodean.

Estas extensiones están unidas a través de la Ruta de la Costa, con la desembocadura del río Mataquito y las playas de Iloca y Duao, por el norte, y la desembocadura del río Maule y Constitución, por el sur.

Una interesante alternativa, que surgió hace un par de meses, es hacer un recorrido guiado y asistido en bicicleta a través de estos parajes. Un grupo de 10 microempresarios se organizaron para ofrecer la denominada “Ciclorruta de las Caletas”.

El circuito puede ser de uno o dos días entre Iloca y Constitución, lo que hace de este trayecto una experiencia inolvidable. Contempla 50 kilómetros de variada actividad al aire libre, deporte aventura, turismo fotográfico, gastronomía e intercambio cultural.

La ruta se caracteriza por ser muy tranquila y segura para recorrer en grupos familiares, ya que el camino está pavimentado y no hay ascensos complejos. El itinerario es el siguiente:

Parte a las 9.00, en la caleta de Duao, donde el turista conoce la llegada de los pescadores en sus botes con productos del mar y tiene acceso a la oferta gastronómica y hotelera de buen nivel. En un breve recorrido se llega a Iloca, un balneario dotado de extensas playas aptas para el baño, y en las que también se puede practicar y observar la pesca de orilla. En el sector de La Pesca, en la desembocadura del río Mataquito, el campo y el mar se unen en un solo paisaje.

El paseo continúa en el Pajonal las Burras -un humedal bastante extenso, de unos cinco kilómetros, con cisnes de cuello negro, patos reales, garzas, becacinas, coipos, y otras especies- y las dunas de Putú, de hasta seis km de ancho. En este lugar los viajeros descienden de las bicicletas y recorren las dunas a bordo del Unimog, un camión de 1965, equipado para 10 pasajeros, hasta llegar a un campamento, instalado en la arena, donde son recibidos con un asado a la chilena.

Luego del almuerzo, el recorrido continúa hasta Constitución, si se opta por el circuito de un día, o hasta la localidad de Putú, si se quiere cicletear durante dos jornadas.

Putú es un pequeño y bucólico pueblo de antiguas casonas de adobe. En este lugar se brinda lo mejor de la comida típica chilena. El plato más tradicional que se ofrece es el pollo a la marinera con longanizas putuganas, acompañadas de tortilla de rescoldo y queso fresco.

Al día siguiente, el circuito continúa hasta Constitución, atravesando el puente sobre el río Maule, donde aún se pueden observar los efectos del tsunami que afectó a la zona en febrero de 2010. La ruta culmina con un almuerzo en uno de los restoranes de la playa, poniendo fin a una entretenida y familiar travesía deportiva.