La Bandera, historia y sentimiento

La Constitución Política de la República de Chile, establece, en el inciso primero, del Artículo 22, que "todo habitante de la República debe respeto a Chile y a sus emblemas nacionales". El emblema nacional actual fue creado en 1817 durante el gobierno de O’Higgins, después de dos intentos anteriores: la Bandera de la Patria Vieja y la Bandera de la Transición. Sus colores son simbólicos: el azul representa el puro cielo chileno y el Océano Pacífico, el blanco las cumbres nevadas de la Cordillera de los Andes y el rojo la sangre vertida por los héroes nacionales de la Independencia. La estrella simboliza los tres poderes del Estado chileno que velan por la integridad de la patria. Se dice también, que el origen de estos colores se encuentra en versos de La Araucana: “Siguiéndole su gente de pelea/ por los pechos al sesgo atravesadas/ bandas azules, blancas y encarnadas”. 

La Bandera, historia y sentimiento

Los símbolos patrios son de gran relevancia, no para las instituciones, sino para toda la nación. Las fiestas patrias, son una oportunidad para mirar nuestros símbolos patrios y tomar conciencia de su significado, para redescubrir nuestras raíces y tradiciones representadas en un gran símbolo: nuestra Bandera, símbolo de la unión plena de hombres, mujeres, jóvenes y niños en torno a la patria. 

A través de nuestra bandera, nos identificamos y distinguimos de los demás. En ella encontramos la historia, los valores, metas y esperanzas que nos sustentan y unen como pueblo en una sola nación, única e irrepetible; que nos hace sentir chilenos, hijos únicos de una misma patria. 

Tres son las banderas que Chile ha tenido en su historia: la Bandera de la Patria Vieja un símbolo cohesionador de la causa independentista, la Bandera de la Transición, y la Bandera de la Estrella Solitaria. 

Esta última bandera, la de la Estrella Solitaria, nace el 18 de octubre de 1817, siendo presentada oficialmente al país el 12 de noviembre de ese mismo año durante la fiesta de la Virgen del Carmen. Se la conoce como la bandera de la "Patria Nueva" y consta de dos franjas horizontales, no simétricas, y dentro de la franja superior un rectángulo que contiene una estrella. La franja inferior de color rojo y, la superior blanca y azul. La estrella está inclinada y dentro de ella un asterisco de diez puntas. Además, un escudo ovalado, con dos caras. La bandera se construye a partir de las medidas áureas.

Un aspecto importante en la bandera es la estrella de cinco puntas e inclinada que representa a los mapuches, nombre con que los indígenas mapuches asignaban al planeta Venus, y que usó Lautaro como pendón de guerra contra las huestes españolas. Idea que era reforzada por el asterisco de diez puntas que se situaba en el centro de la estrella, y que completaba su interior. Para O'Higgins era importante la unión de ambas culturas: la chilena y la mapuche. Se usó hasta 1819. Desde entonces, la bandera de 1817 tuvo otras tres variantes.