La batalla liberal de Diego Barros Arana

Diego Barros Arana es uno de los principales historiadores y su legado es la gran "Historia General de Chile", escrita en 16 volúmenes entre 1881 y 1902.

La batalla liberal de Diego Barros Arana

La monumental obra “Historia General de Chile”, nos hace detenernos en la notable figura de Diego Barros Arana. Historiador y profesor que nació en Santiago, el 16 de agosto de 1830, en una acomodada familia de comerciantes. Y pese a su formación tradicional y católica, el pensamiento laico y liberal de la época despertó en él una inquietud que lo llevó a ser uno de los intelectuales liberales más importantes de nuestra nación.

Como fue férreo opositor al gobierno de Manuel Montt (1851-1861), fue condenado al destierro y ello lo obligó a vivir en países latinoamericanos y europeos. Sin embargo, esta trágica situación, le permitió conocer documentos inéditos de la historia nacional depositados en bibliotecas, archivos y colecciones alrededor del mundo, como por ejemplo en el Museo Británico, lo que profundizó aún más su enorme conocimiento de Chile y su historia. 

A su regreso a la patria, terminado el decenio de Montt, en 1863 fue nombrado rector del Instituto Nacional y nuevamente su vocación liberal le trajo problemas al reformar al Instituto Nacional en la búsqueda de una educación con base científica, positivista y laica. Por su visión fue objeto de durísimos ataques de facciones más conservadoras de la sociedad.

Pero Barros Arana no se rendía. Como la mayoría de los intelectuales de aquel tiempo tenía la vocación de prestar servicio a la nación y gracias a su gran conocimiento de historia y geografía, sirvió en los gobiernos de Federico Errázuriz Zañartu y Aníbal Pinto como ministro plenipotenciario y perito en la Comisión de Límites con Argentina desde 1870.

Años después se opuso decididamente al gobierno de José Manuel Balmaceda (1891), siendo objeto de persecuciones que lo llevaron a debiendo esconderse en la Recoleta Dominica al estallar la guerra civil. A la muerte de Balmaceda, el gobierno de Jorge Montt lo reintegró a sus labores académicas al nombrarlo rector de la Universidad de Chile.

Sin duda Diego Barros Arana es uno de los principales representantes de la historiografía nacional y su legado más importante es su monumental Historia General de Chile, escrita en 16 volúmenes entre 1881 y 1902.

En 1907, ya muy afectado por la enfermedad, falleció el 4 de noviembre a los 77 años. La Biblioteca Nacional, conserva hoy su patrimonio y presenta un humilde tributo a su nombre con la Biblioteca Americana Diego Barros Arana.