La dolorosa derrota mapuche en la Batalla de Angol

Más de mil mapuches murieron incluido el toqui Illanguelén. Muchos otros fueron heridos o capturados. Bernal ordenó que los cautivos fueran asesinados y otros mutilados.

La dolorosa derrota mapuche en la Batalla de Angol

En el marco de la Guerra de Arauco, se llevó a cabo un 25 de marzo de 1564 la Batalla de Angol, ofensiva que terminaría con el triunfo de las tropas españolas.

En aquel entonces, el capital Lorenzo Bernal del Mercado descubrió que los rebeldes habían establecido un bloqueo en la ciudad, por lo que ordenó una patrulla de reconocimiento.

Esto provocó que los nativos al mando del toqui Illangulién, que se habían ubicado en un pantano se retiraran, movilizándose a una segunda posición, muy cerca de Angol. Lorenzo Bernal del Mercado nuevamente descubrió a los rebeldes y al comprobar que esta posición era invencible se retiró nuevamente.

Los mapuches tenían la sensación de victoria y que la destrucción de Angol era inminente. Ante ello, un destacamento situado en una tercera posición se quedó a la espera de refuerzos de su cuerpo principal en la posición anterior.

En esta oportunidad dada la proximidad a los españoles, el capitán Bernal optó por atacar la posición antes de que los mapuches llegaran. Los españoles expulsaron a los mapuches en la batalla desde su primera ubicación, persiguiéndolos hasta la orilla del río, donde fueron atrapados. 

Más de mil mapuches murieron incluido el toqui Illanguelén. Muchos otros fueron heridos o capturados. Bernal ordenó que los cautivos fueran asesinados y otros mutilados.

Al enterarse de la noticia, el resto del ejército mapuche optaría por dispersarse en Angol, en lugar de atacar.