La frutilla blanca de Purén

Durante el mes de agosto pasado reprodujimos parte de un interesante artículo del bioquímico Gabriel León que cuenta como la frutilla blanca chilena llega a Europa donde es cruzada con otras especies, dando origen a diversas variedades todas derivadas de la frutilla blanca chilena, que hoy es comercializada en localidades campos y ferias de Purén.

La frutilla blanca de Purén

La frutilla blanca chilena continúa cultivándose en el sur de nuestro país, especialmente en localidades como Purén donde un grupo de agricultores cultiva en una breve temporada –diciembre, enero- este delicado y pequeño fruto de piel muy delgada y pálida, la cual madura y tiende a tomar un color rosado muy tenue, conservando el color blanco en su interior, junto a un perfume fino, herbáceo, que la hace muy agradable y delicada en boca. Por la época de su cultivo, se convierte en un excelente fruto para celebrar la Navidad y el Año Nuevo.

El Municipio de Purén destaca que su cultivo está disperso en la zona del Manzanar, en plena cordillera del Nahuelbuta, cerca del Océano Pacífico. Los huertos se extienden en pequeñas laderas de no más de 200 metros cuadrados, entre bosques nativos, a alturas entre los 650 y los 750 m sobre el nivel del mar.

Este fruto habría sido descubierto en 1614 por don Alonso de Ovalle quien los bautiza como Fragaria chiloensis. El resto de la historia la puede conocer en: https://elefectorayleigh.wordpress.com/2013/08/15/el-curioso-origen-de-las-frutillas/

Fuente:

http://www.munipuren.cl/page.php?id=6