La historia de MOVI, movimiento de viñateros independientes

Todos sus miembros tienen un sentimiento en común: Un amor al buen vino. Sus integrantes provienen de distintos ámbitos y nacionalidades, siendo esto un valor agregado, ya que aporta diversidad a la visión y una participación activa y dinámica, en un mundo donde la homogeneidad camina a pasos agigantados.

La historia de MOVI, movimiento de viñateros independientes

Corría el año 2009 cuando surge el Movimiento de Viñateros Independientes (Movi). En aquel entonces, los 12 socios fundadores formalizan la creación de este grupo y se embarcan en un camino de consolidación, encantando y dándole aires frescos a un sector que lo necesitaba.
 
En la actualidad, las viñas que integran Movi son: Armidita, Attilio and Mochi – Tunquen, Clos Andino, Acróbata, Erasmo – Caliboro Reserve, Corral Victoria, Flaherty, Garage Wine Co., Catrala, Garcia-Schwaderer, Gillmore, Kingston, Lagar de Bezana, Laura Hartwig, Meli, Merino Wines, Peumayen, Polkura, Rukumilla, Starry Night, Trabun, Villard, Von Siebenthal, Vultur.
 
Todos sus miembros tienen un sentimiento en común: Un amor irrelevante al buen vino. Sus integrantes provienen de distintos ámbitos y nacionalidades, siendo esto un valor agregado, ya que aporta diversidad a la visión y una participación activa y dinámica, en un mundo donde la homogeneidad camina a pasos agigantados.
 
De esta manera, los integrantes de Movi tienen un compromiso honesto y desinteresado por la independencia. A través de ella, transmiten cada etapa de producción y su manera de interpretar la tierra y las viñas, que se manifiestan en las formas de viticultura, vinificación, crianza y distribución.
 
Quienes comparten esta agrupación, reflejan el carácter y la identidad de lo profundo de la tierra y el lugar que les dio su origen. Su conocimiento en profundidad de la realidad chilena les permite aportar con esta misión que potencia la sustentabilidad y un desarrollo a escala.