La historia de Punta Arenas como punto influyente en el comercio internacional

El auge económico que tuvo Magallanes, traducido en su época de gloria, llevó a que Punta Arenas fuera un centro cosmopolita y comercial ubicado en el sur de nuestro continente. 

La historia de Punta Arenas como punto influyente en el comercio internacional

Fundada en 1848, Punta Arenas significó para nuestro país el primer acto de soberanía nacional en un territorio tan distante y desconocido. A su vez, se transformó en un importante valor geopolítico y económico.

Su ubicación estratégica, específicamente en la ruta que comunica los océanos Atlántico y Pacífico a través del Estrecho de Magallanes, ha significado a lo largo de la historia un punto influyente en el comercio internacional.

Las características de ubicación estratégica fueron las que llevaron a que los primeros colonos de la zona fueran soldados y funcionarios chilenos que tenían como principal labor la extracción de carbón de un río cercano. Al pasar el tiempo, sus labores se enfocaron en prestar servicios a los buques que realizaban la travesía interoceánica.

Con el paso del tiempo, el tránsito de embarcaciones y tripulaciones extranjeras vio un fuerte aumento, lo que llevó al gobierno de la época a conceder a Punta Arenas los rangos de puerto menor y libre, dando un fuerte impulso a lo que sería su desarrollo comercial.

Con este escenario, Punta Arenas comenzó a recibir a numerosos colonos europeos, quienes se dedicaron a la minería aurífera y a la ganadería ovina, industria que se tradujo en grandes fortunas que le permitieron a la ciudad experimentar importantes adelantos urbanos.

Años más tarde, al comenzar la segunda década del siglo XX, el comercio en Punta Arenas sufrió una fuerte baja debido a la apertura del Canal de Panamá y a la creación de una aduana, a esto se sumó una crisis en el sector ganadero debido al ingreso al mercado de la producción proveniente de las llanuras neozelandesas.

Los problemas de la economía magallánica tuvieron mucha importancia para el Estado chileno, dada su ubicación estratégica en la región. A fines de la década de 1930 se tomaron una serie de medidas que buscaban distribuir de manera más equitativa la tenencia territorial, para así incentivar a que se desenvolvieran otras actividades económicas.

Una de estas medidas implementadas, fue la exploración de reservas de hidrocarburos en el fondo marino del estrecho. El éxito de las prospecciones permitió que, a partir de 1950, los primeros pozos petrolíferos comenzaran a operar administrados por la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), entregando al país una fuente energética propia que permitió a la región revitalizar su economía.

De esta forma, en la actualidad las actividades económicas más importantes son la portuaria, la industria de los hidrocarburos y los servicios y comercio, seguido de la ganadería, mayormente ovina, la pesca y la actividad forestal.

Desde Punta Arenas parten algunos cruceros que se dirigen a la Antártica. A su puerto llegan la mayoría de los cruceros y transatlánticos europeos en viajes de turismo, como así también desde su aeropuerto salen vuelos hacia las Islas Malvinas, la Antártica y el resto del país, con vuelos diarios a la capital y otras urbes como Puerto Montt o Concepción.

De esta forma, el auge económico que tuvo Magallanes, traducido en su época de gloria que anteriormente describimos, llevó a que Punta Arenas fuera un centro cosmopolita y comercial ubicado en el sur de nuestro continente. Aquellos años dejaron su huella reflejados, por ejemplo, en el actual centro de la ciudad donde se puede apreciar un carácter europeo en su diseño y arquitectura sobresaliente.