La huella de Charles Darwin en Chile

Charles Darwin es uno de los científicos más influyentes de los tiempos modernos. Su teoría sobre la evolución de las especies, significó un antes y un después en la historia de la ciencia.

La huella de Charles Darwin en Chile

Charles Darwin es uno de los científicos más influyentes de los tiempos modernos. Su teoría sobre la evolución de las especies, significó un antes y un después en la historia de la ciencia.

En un comienzo, su teoría despertó el rechazo de la comunidad científica británica, que consideraba que las especies no evolucionaban, sino que se sucedían unas a otras después de grandes cataclismos. A su vez, el mundo religioso interpretó como una herejía considerar al hombre una especie animal más.

Las conclusiones obtenidas por Darwin fueron el resultado de una expedición científica alrededor del mundo a bordo del bergantín Beagle, bajo el mando de Robert Fitz – Roy. Darwin tuvo la posibilidad de observar variadas formaciones geológicas, fósiles y organismos vivos en distintos continentes. Estas apreciaciones, quedarían plasmadas en una serie de ilustraciones.

Su viaje se inició en el puerto de Davenport el 27 de diciembre de 1831. Tardo dos meses en atravesar el Atlántico y llegar a Río de Janeiro. Posteriormente, continuó hacia el sur para desembarcar en Maldonado en julio de 1832. Desde ahí, los científicos reconocieron las costas uruguaya y argentina, la pampa y la Patagonia oriental.

A fines de 1832, la expedición llegó a Tierra del Fuego, donde permanecieron dos meses y medio, tiempo en el que realizaron detenidas observaciones geológicas, botánicas, zoológicas y antropológicas.

Luego atravesaron el Estrecho de Magallanes, donde recorrieron los canales australes y el litoral chileno hasta arribar a Valparaíso, en julio de 1834.

Tras realizar varias expediciones en la zona central, zarparon hacia el sur donde recorrieron Chiloé, las Islas Guaitecas y el Archipiélago de Chonos.

Más tarde, en su camino a Santiago, Darwin visitó las provincias de Osorno y Valdivia, lugar en el que vivió un violento terremoto. Ya en Santiago, en 1835, visitó brevemente Mendoza, para luego visitar Coquimbo, Huasco y Copiapó.

En julio del mismo año abandonó el puerto de Caldera para dirigirse a tierras peruanas, ecuatorianas y las Islas Galápagos, donde culminaría su expedición.

Un año más tarde, Darwin redacto “Viaje de un naturista alrededor del mundo”, el cual fue publicado en 1839. Otras de sus conclusiones científicas, serían dadas a conocer veinte años más tarde.