La importancia del mercado asiático para el vino chileno

 Mercados como Singapur, Malasia y Vietnam se perfilan como países bastantes prometedores para la industria del vino chileno. Para ello, se requiere una estrategia de posicionamiento de imagen país y un importante rol de las instituciones públicas a la hora de promocionar las cepas.

La importancia del mercado asiático para el vino chileno

Para los expertos del vino, la labor que han realizado los embajadores chilenos en Asia, al igual que ProChile, ha sido sumamente importante. Aun así, el Estado debe involucrarse aún más para que la presencia de este producto chileno en Asia sea aún más potente.

 Mercados como Singapur, Malasia y Vietnam se perfilan como países bastantes prometedores para la industria del vino chileno. Para ello, se requiere una estrategia de posicionamiento de imagen país y un importante rol de las instituciones públicas a la hora de promocionar las cepas.

El vino chileno, es en la actualidad uno de los productos chilenos más exportados al extranjero, alcanzando envíos por U$1.545 millones durante 2014 según cifras de Direcon para vinos embotellados, de los cuales U$114 millones tuvieron como destino China, U$138 millones Japón, y U$38 millones Corea.

A parte de estos lugares, son muchas las posibilidades que se abren en otros mercados de la región asiática, principalmente en el Sudeste Asiático donde el consumo del vino recién está en una etapa inicial.

En el caso de Corea del Sur, es uno de los mercados potentes, que se ha ido consolidando en términos de importación y exportación de vinos. Además, nuestro país cuenta con un TLC hace ya varios años con dicho país, por lo que se le podría sacar mucho más provecho.

En el caso de Hong Kong, si bien es un mercado muy pequeño, maneja volúmenes muy altos. Además, China generalmente imita los productos consumidos en Hong Kong, por lo que si realiza un buen trabajo de publicidad en este país, puede ser una gran plataforma para penetrar aún más en China.

Finalmente en el caso de Singapur, Malasia y Vietnam, son mercados muy importantes. En el caso del primero, los vinos llegan ahí y se reparten a muchos otros países. Por el lado de Malasia, es un país en el cual circula mucho dinero, la gente está dispuesta a invertir por un buen vino. Vietnam es otro de los países del sudeste asiático que se está abriendo al mundo del vino, con muy buenos importadores.

De esta manera, resulta muy importante apoyar estos mercados que cuentan con un gran futuro y con poblaciones con muchas ganas de invertir y adquirir nuestros productos.