La industria del carbón en Chile

Pese a que desde tiempos coloniales existía el conocimiento de la existencia del mineral en la zona de Concepción y Arauco, no fue sino hasta la década de 1840 cuando, gracias al interés de empresarios por invertir en el sector de la minería y al creciente empuje del Estado Chileno por expandir su soberanía más allá del río Biobío, comenzó la explotación masiva de yacimientos de carbón.

La industria del carbón en Chile

La explotación de la minería a carbón se remonta a la época colonial en nuestro país, aunque no fue sino hasta la introducción de la máquina a vapor y, especialmente al desarrollo del ferrocarril durante el siglo XIX, cuando se posicionó como la gran fuente de energía, lo que luego se consolidó, con su uso masivo en la industria salitrera y cuprera como combustible en los procesos de fundición y refinamiento.

Pese a que desde tiempos coloniales existía el conocimiento de la existencia del mineral en la zona de Concepción y Arauco, no fue sino hasta la década de 1840 cuando, gracias al interés de empresarios por invertir en el sector de la minería y al creciente empuje del Estado Chileno por expandir su soberanía más allá del río Biobío, comenzó la explotación masiva de yacimientos de carbón. De esta manera, se conformó en la región un frente pionero tanto geográfico como económico, haciendo de la explotación carbonífera un medio efectivo para poblar territorios, que hasta entonces tenía una escasa presencia de chilenos y un polo de desarrollo económico. 

Los pioneros en explotar este recurso en la zona fueron el norteamericano Guillermo Wheelwright y el serenense Jorge Rojas Miranda. El primero sólo en 1841, extrajo más de 4.000 toneladas de carbón en Talcahuano, que tres años después comenzó a vender a los vapores de Chile y Perú de Pacific Steam Navegation Company. Por su parte, Rojas Miranda, en 1847, ensayó en los hornos del carbón de las minas de Cerro Verde, del Morro de Talcahuano y de Penco, obteniendo tan buenos resultados que, tres años más tarde, lo exportó por el puerto de Coronel.

Sin embargo, la desconfianza de los chilenos antes las bondades del carbón nacional, los retrajo en consumirlo, pese a que hacia 1854, la exportación llegaba a 22.000 toneladas, volumen. 

En esta misma década, los empresarios Matías Cousiño y Federico Schwager, levantaron las más importantes minas de carbón de la zona, convirtiéndolas no sólo en un importante polo económico, sino que en importantes centros urbanos y sociales.

http://www.bibliotecafundamentos.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=39&Itemid=73