La irrupción de la mujer en la música durante el siglo XX

En Revista Corral Victoria queremos recordar la importancia que ha tenido la presencia del género femenino en la música chilena, el cual ha estado orientado principalmente al uso de instrumentos y al canto.

La irrupción de la mujer en la música durante el siglo XX

Durante el siglo XX, varias fueron las mujeres que incursionaron en la música, un terreno que tradicionalmente había pertenecido a los hombres. En Revista Corral Victoria queremos recordar la importancia que ha tenido la presencia del género femenino en la música chilena, el cual ha estado orientado principalmente al uso de instrumentos y al canto.

En Europa hubo destacados casos de mujeres ligadas a la música, que sin embargo vivieron por mucho tiempo en el anonimato. Tal es el caso de Nannerl, hermana de Mozart, que también era compositora, o Alma, mujer de Mahler, que fue compositora y pintora. Estas mujeres y otras, quedaron relegadas a segundo plano en la historia debiendo esperar muchos años en ser reconocidas.

De esta manera, perjuicios como la identificación del sexo femenino con el pecado original en la doctrina cristiana o la creencia de que el manejo de conceptos abstractos era solo para los hombres, llevaron a que las mujeres en todo el mundo sufrieran esta especie de “invisibilidad” a la hora de ser reconocidas.

En nuestro país hubo varias mujeres que desafiaron estos prejuicios anteriormente descritos, destacando como compositoras contemporáneas. Carmela Mackenna, Ema Ortiz, Marta Canales y María Luisa Sepúlveda, fueron pilares de las primeras generaciones. Posteriormente encontramos a Lucila Césped, Ida Vivado, Estela Cabezas, Sylvia Soublette y Leni Alexander, entre otras que aparecieron en los años siguientes.

Así, las obras de la mayoría de estas artistas tuvieron en común una gran afinidad con Gabriela Mistral y su poesía, destacando el sentido artístico de este género. Otro punto de coincidencia fue el atrevimiento a explorar lenguajes como el folclore, el romanticismo, la música electroacústica y otras tendencias que por años estuvieron ligadas al sexo masculino.

Actualmente en nuestro país, el género femenino tiene un importante rol en la música chilena, muchas de ellas influenciadas por grandes nombres que marcaron la pauta en la historia musical de Chile como lo fueron Violeta Parra o Margot Loyola.