La Isla Mocha: un verdadero cofre del tesoro

Ofrece playas rocosas de arena blanca y negra, así como una cordillera cubierta de bosques nativos vírgenes. Los tesoros de esta isla del Pacífico se pueden explorar en recorridos por el día o en viajes de varios días. Existe sólo un camino que rodea la isla y apenas unos autos en los alrededores. Los lugareños, conocidos como machanos, utilizan únicamente carretas tiradas por caballos. Una verdadera caja de Pandora.

La Isla Mocha: un verdadero cofre del tesoro

La Isla Mocha está ubicada a 35 km de la desembocadura del río Tirúa. Fue descubierta en 1550, y luego reconocida en 1554 por el navegante italiano al servicio de de la Corona Española, Juan Bautista Pastene. Los registros históricos indican que fue poblada por dos grupos étnicos, culturalmente diferentes, uno indígena (mapuche) y otro no indígena, separados por un período de 160 años en que la isla permanece completamente deshabitada. Este suceso ocurre tras el arribo de un navío inglés.

El primer período, antes de 1550 y hasta 1690, por lo tanto corresponde a un poblamiento mapuche, y, en la segunda etapa, desde 1850, a la llegada de personas provenientes del continente, principalmente campesinos y pescadores, traídos como inquilinos por el arrendatario de la isla.

Su superficie total alcanza los 52 km2, con un largo máximo de 14 km y un ancho promedio de 6 km. El clima es templado y húmedo. Morfológicamente, se puede dividir en dos sectores; uno plano o exterior, con playas, vegas y praderas, y otro montañoso o interior que alcanza los 300 m. de altura, cubierto de frondoso bosque nativo que forma la Reserva Nacional Isla Mocha, creada en 1988, con una superficie de 2.368 has, casi la mitad de la isla.

El sector exterior de la isla presenta una costa compuesta de arrecifes y roqueríos que impide el acercamiento de los barcos de gran calado. En el extremo sur existen pequeños islotes como Quechol, del Muerto, de las Docas y del Trabajo, entre otros, que sirven de morada a aves y lobos marinos. En la Isla Mocha se han observado 63 especies de aves. De ellas, un 41% habita en los ambientes de praderas y matorral (bandurria, queltehue y torcaza), un 32% en los bosques (fardela) y un 31% en ambiente costero.

El principal atractivo turístico local es la Reserva Nacional Isla Mocha, Área Silvestre Protegida por el Estado y administrada por la Corporación Nacional Forestal, creada en 1988, con una superficie, según decreto, de 2.368 has.

La Isla Mocha pertenece jurisdiccionalmente a la comuna de Lebu. Los más de 500 habitantes actuales viven principalmente de la ganadería, la agricultura y la extracción de productos del mar. 

Cómo llegar

Vía aérea: a la Isla Mocha se puede acceder en avioneta desde Lebu, Cañete o Tirúa, siendo más rápido y más barato el vuelo desde el aeródromo de Tirúa (10 minutos, aproximadamente).

Vía marítima: una opción es navegando en lanchas o embarcaciones de pescadores. La duración del viaje puede alcanzar las 3 horas, desde el muelle de Tirúa urbano. Para consultar salidas a la Isla Mocha, comuníquese con el Alcalde de Mar de Tirúa, René Manríquez. Cels. (6) 847 09 39 / (8) 436 54 62.

Panoramas imperdibles en Isla Mocha

En esta zona de flora y fauna silvestre única en especies nativas es posible introducirse practicando el trecking por dos senderos disponibles, que cruzan la cadena montañosa de norte a sur.

El llamado "Sendero Camino Nuevo" es una ruta de dos horas de caminata que llega hasta el faro viejo, atravesando el denominado sendero "Los Años Dorados". La segunda vía es el sendero "Laguna Hermosa" que incluye un maravilloso recorrido de 2 a 3 horas a través de un bosque mágico.

Para los ciclistas, la isla ofrece diversas alternativas como el circuito que rodea la isla junto a los diversos senderos dentro de la Reserva Nacional. El Lodge Punta Norte cuenta con bicicletas de montaña bien equipadas, las que se alquilan con todos los implementos necesarios para una fascinante aventura outdoor.

Si realizas un un paseo por el lado noroeste de la isla, puedes visitar la playa de la punta norte, embarcadero, zonas de playas al sur del embarcadero además de apreciar la ganadería del sector, flora y fauna. Existen senderos que cruzan la isla por la cumbre, por los que es posible visitar el frondoso bosque, en partes aun virgen, la laguna y cruzar hasta el lado suroeste donde se encuentra el faro viejo.

Es absolutamente recomendable como parada en un vuelo o para quedarse unos días, aunque te aseguramos que una vez aterrizado, no tendrás ganas de partir tan pronto, la belleza de la isla te cautivará.

Otras actividades

Trekking

Una serie de opciones dispone para los turistas la Corporación Nacional Forestal (CONAF), organismo estatal encargado de la administración de la Reserva Nacional Isla Mocha. Se trata de circuitos guiados por guardaparques, tales como:

- Sendero Laguna de los Huairavos:

Tema: "El Ciclo del agua y el hábitat del huairavo" 
En su mayor parte esta caminata incluye pendientes superiores al 60%. La longitud del sendero es de 370 m, su grado de dificultad es extremo, con un tiempo de recorrido de 40 minutos.

- Sendero Laguna Hermosa Sur

Tema: "Los Habitantes de la Isla Mocha" 
Este recorrido de 2 ½ horas, de 2.636 m de longitud, con grado de dificultad alta, lleva al turista a conocer aves del bosque y otros vertebrados, también la historia del poblamiento humano de la isla.

- Sendero Laguna Hermosa Norte

Tema: "Origen y ecosistemas de la Isla Mocha, hogar de la Fardela Blanca" 
Esta caminata se divide en dos segmentos: una primera parte de ascenso fuerte, con pendientes mayores al 40%, y una segunda parte en la zona alta con terrenos de suaves pendientes. La longitud del sendero es de 2.152 m, con grado de dificultad alta y un tiempo de recorrido de 1 ½ hora.

- Sendero Los Años Dorados

Tema: "Los Habitantes de la Isla Mocha". Con un grado dificultad baja, esta caminata de 1.024 m, en unos 50 minutos, comprende pendientes suaves, no superiores al 15%, especialmente diseñada para adultos mayores. Incluye una réplica de cinco estaciones de los otros senderos.

Buceo

Esta actividad permite explorar los numerosos barcos hundidos alrededor de la isla. Son más de 100 naufragios que datan de cientos años, asociados al paso de los corsarios ingleses y holandeses, tales como Drake y Van Noort, navegantes que se detenían en la isla para abastecerse de agua y alimentos, a través del comercio (trueque) con los mapuche. Se recomienda practicar esta actividad en compañía de un guía con experiencia.

Mountainbike

La apacible vida que se lleva en la isla y el hermoso entorno natural convierten a la bicicleta en un medio de transporte muy apropiado para recorrer este lugar. Consulte por las alternativas de arriendo.

Paseos en carretón

Este medio de traslado es el de mayor tradición dentro de la isla, y para los turistas suele ser una experiencia muy atractiva. Existe servicio de arriendo, contando incluso con guías.

Cabalgatas

este tipo de expedición es recomendable en gran parte de la isla.

Pesca deportiva

La Isla Mocha es ideal para esta actividad debido a la riqueza de sus aguas, sus variadas playas de arenas blancas y sus roqueríos. Profesionales o aficionados podrán vivir la experiencia de pescar lenguado o corvina.