La leyenda del Río Tutuvén

Cuentan que cada extranjero que visita Cauquenes y se para frente al cauce, siente unas ganas irresistibles para beber si agua y luego se casa con una mujer de “esta tierra”.

La leyenda del Río Tutuvén

Dicen en Cauquenes que hace cientos de años, cuando Tupac Yupanqui comandaba a los incas y avanzaron hacia el sur del país, tuvieron grandes y sangrientas batallas con los indios promaucaes. Cuando lograron cruzar el río Maule tomaron un camino que los llevó a la costa; ya cansados y son sed llegaron a la orilla de Tutuvén, donde tras beber su aguas se quedaron profundamente dormidos. 

Al despertar con los primero rayos del sol que lograron penetrar la espesa vegetación, escucharon una música extraña y arrobadora. Al abrir los ojos vieron a un grupo de hermosas mujeres rubias interpretar un ritual de danza, todas de ojos azules como el cielo y de labios tan rojos como el copihue de las montañas. 

Estas mujeres eran las indias cauques que enamoraron casi de forma instantánea a estos valientes combatientes que rendidos por el amor se quedaron para siempre en el lugar, olvidando sus afanes conquistadores. 

Desde esa vez, se dice que todos los extranjeros que llegan a Cauquenes y pasan por el río Tutuvén, sienten un impulso irresistible de beber sus aguas, quedando tan maravillado que el tiempo se casa con una mujer de esa tierra.